Más de 40 especialistas en ritos funerarios recordaron a la historiadora.



In memóriam


ESTUDIOSOS DE LA MUERTE RINDEN HOMENAJE A ELSA MALVIDO

*** En el Museo Nacional de Antropología comenzó el Coloquio Internacional “En torno a la muerte. Ritos, prácticas, imágenes y discursos”

*** Más de 40 especialistas en ritos funerarios recordaron a la historiadora Elsa Malvido (1941-2011), impulsora de investigaciones sobre la muerte en México

 
Un emotivo homenaje a la memoria de la historiadora Elsa Malvido Miranda (1941-2011), quien impulsó en México los estudios sobre la muerte, marcó el comienzo del coloquio internacional en la materia, que se lleva a cabo del 5 al 8 de julio en el Museo Nacional de Antropología con la presencia de más de 40 estudiosos de las prácticas funerarias de distintos países del orbe.

Con el título Ritos, prácticas, imágenes y discursos en torno a la muerte: África-América-Asia-Europa, el foro académico fue inaugurado por las titulares de la Dirección de Estudios Históricos (DEH) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), Inés Herrera Canales; y del Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos (CEMCA), Delphine Mercier; instituciones que organizaron de manera conjunta el Coloquio, por iniciativa de las historiadoras Elsa Malvido y Nadine Béligand.

La titular de la DEH resaltó el trabajo realizado por ambas especialistas para la preparación del encuentro académico que les llevó casi un año, durante el cual lograron convocar a casi medio centenar de investigadores dedicados a la historia de  la muerte en el mundo.

Con la presencia de colegas y amigos de Elsa Malvido —quien falleció en abril pasado—, en el homenaje que estuvo enmarcado por una gran fotografía de la estudiosa de la muerte acompañada de flores amarillas, Inés Herrera dijo que su legado está presente en este coloquio que ella fomentó a partir de su experiencia desde hace más de dos décadas en DEH del INAH, instancia desde la que también difundió este tipo de investigaciones en México y en el ámbito internacional.

“La energía de Elsa se había dirigido desde hace 40 años a los estudios demográficos y, de ahí, a finales de los 80 surgieron sus dos grandes proyectos: el Congreso Internacional Salud-Enfermedad, de la prehistoria al siglo XXI, y el Taller de Estudios de la Muerte, que periódicamente llevaba a cabo en la DEH.

Entre sus grandes méritos, añadió Inés Herrera, estuvieron su compromiso con la protección del patrimonio cultural de México y la difusión de las tradiciones y costumbres de rituales funerarios.

Para la historiadora Nadine Béligand, el alcance que tuvo Elsa Malvido en los estudios sobre la muerte no lo iguala nadie en el mundo, sobre todo por su facultad para reunir en un coloquio a tantos especialistas de diversas disciplinas humanas y científicas. “Toda ella era un ‘laboratorio interdisciplinario’”.

La especialista del CEMCA dijo que la idea de ambas en la organización de este coloquio, fue convocar gente de diversas partes del mundo para intercambiar puntos de vista y métodos de investigación con una perspectiva internacional.

“El foro lo organizamos para hacer un análisis comparativo a partir de disciplinas de las ciencias humanas y sociales, a fin de comparar las prácticas funerarias en el mundo; Elsa se dedicó a buscar a los ponentes mexicanos, y yo a los extranjeros, de modo que en este foro hay especialistas en ritos funerarios que normalmente no viene aquí, y que trabajan el Próximo y Lejano Oriente.

“El objetivo del encuentro es hacer una comparación intercultural, siguiendo la idea de la etnología, la historia humana a través de su diversidad. Discutir los paralelos entre rituales funerarios de sitios del mundo lejanos entre sí”.

En el homenaje a Elsa Malvido participaron las historiadoras Alicia Bazarte, Lucía Cano, Susan Deeds, Concepción Lugo y Lilia Venegas; quienes ofrecieron una semblanza de su vida y destacaron los aportes que dejó la investigadora en el ámbito académico.

El don de Malvido para atraer a la gente y relacionarse, y que le facilitó su labor de historiadora en las investigaciones de campo, hasta la organización de congresos con la numerosa participación de especialistas de diversas, y aparentemente distantes, disciplinas, como la filosofía y la medicina forense o la neurología y la historia, fueron algunas de las cualidades que rememoraron sus colegas.

Asimismo, recordaron que la académica trabajó más de 40 años en el INAH, donde desarrolló investigaciones históricas de largo aliento, impulsados desde la perspectiva de la salud, la enfermedad y la muerte en México, principalmente los relacionados con el periodo colonial.

Entre los temas que Elsa Malvido abordaba, coincidieron en destacar los relacionados con el proyecto Las momias de México (1999-2008), en el que hizo la catalogación para la Dirección de Antropología Física del INAH; patrimonio al que le tenía un cariño especial.

Tanto que entre las anécdotas que se cuentan de ella, dijo en su intervención la historiadora Lilia Venegas, está la ocasión en la que “durante el traslado de una momia, debidamente embalada y con sus registros en regla, Elsa pidió llevarla a un lado de su asiento, para que no fuera transportada en el contenedor de carga de la aeronave”, finalizó.

 

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Muralla de serpientes, Tenayuca, Estado de México