Ciclo de conferencias - Las Mujeres en la Paleontología. Captura de pantalla.

 

*** La investigadora de la UNAM, Sara Alicia Quiroz, inauguró la segunda edición de esta actividad de divulgación científica, organizada por el Consejo de Paleontología del INAH

 

*** Se desarrolló de forma virtual, en el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, convocado por la UNESCO, cada 11 de febrero


 

 

En el siglo XVIII, el escocés James Hutton, padre de la geología moderna, acuñó el término de ‘tiempo profundo’, para definir y calcular la edad de la Tierra, tras volverse un asiduo observador de los sustratos rocosos que podía ver desde su granja y en sitios de su nación como Siccar Point, promontorio que hasta hoy es famoso por mostrar algunas de las formaciones pétreas y pliegues tectónicos con mayor antigüedad del planeta.

 

Al igual que Hutton, la investigadora y catedrática de la Facultad de Ciencias de la UNAM, Sara Alicia Quiroz Barroso, desde su niñez se volvió una observadora puntual de la naturaleza. Durante su participación en el ciclo de conferencias “Las mujeres en la paleontología”, organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través del Consejo de Paleontología, relató que su interés por la ciencia se potenció gracias a los libros y las enciclopedias que había siempre en su casa, así como a un microscopio que llegó en su infancia con la intención de quedarse a su lado.

                                                   

Al inaugurar la actividad académica virtual, transmitida por el canal de INAH TV en YouTube, en el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, conmemorado cada 11 de febrero, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), mencionó que fue al cursar la materia de biología en la secundaria, cuando decidió volverse una profesional en esa área del conocimiento.

 

Ya en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el interés de Quiroz Barroso por entender las relaciones que los organismos vivos establecen entre sí, así como el modo en que han cambiado a través del tiempo, le condujo a especializarse en paleontología.

 

En la transmisión hermanada con la campaña “Contigo en la distancia”, de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, la investigadora comentó que la paleontología es importante dado que “nos brinda, como especie humana, el acceso a un libro de historia muy peculiar: el de la vida en nuestro planeta.

 

“Lo que hacemos al estudiar las rocas sedimentarias es muy similar a revisar las páginas de un libro en el que, si bien hay algunos enunciados borrados, todavía podemos leer párrafos completos”.

 

Gracias al estudio de los sustratos y de los organismos cuyos restos óseos o huellas han quedado plasmados en el subsuelo, a manera de fósiles, “sabemos que la Tierra tiene una historia de 4,600 millones de años, y que si recorremos esa espiral del tiempo podremos encontrar los registros de organismos tan antiguos como los bivalvos, moluscos que aparecieron en el mundo en una etapa conocida como el Fanerozoico”, la cual se remonta hasta 590 millones de años.

 

A través de la exposición de cómo los bivalvos evolucionaron y mantuvieron una presencia constante en las aguas del planeta, sobreviviendo a eventos naturales como la gran extinción del periodo Pérmico –ocurrida hace 250 millones de años y en la cual desaparecieron casi 95% de las especies marinas–, la investigadora definió a estos organismos como casos de estudio de especial interés para indagar en los ecosistemas y sus cambios en el tiempo.

 

Tan solo en nuestros días, dijo, son un grupo predominante dentro de la fauna marina, con especies como la almeja gigante (Tridacna gigas), el molusco bivalvo más grande del mundo, cuyos ejemplares llegan a pesar más de 300 kilogramos.

 

Como conclusión, la paleontóloga Sara Alicia Quiroz y la presidenta del Consejo de Paleontología del INAH y coordinadora del ciclo “Las mujeres en la paleontología”, Felisa Aguilar Arellano, coincidieron en que prevalece la necesidad de acercar la ciencia a las nuevas generaciones.

 

Así, con miras a que cada vez sean más las niñas que se interesen en “leer esos libros de historia” que representan los fósiles, las conferencistas llamaron al auditorio a sintonizar las próximas sesiones del ciclo.

 

La conferencia virtual Diario de una paleontóloga: el estudio de los gasterópodos y equinodermos fue dictada el pasado 10 de febrero por la investigadora del Instituto de Geología de la UNAM, Blanca Estela Buitrón Sánchez. Asimismo, el 12 de febrero, la especialista del mismo centro de estudios, Marisol Montellano Ballesteros, presentó la conferencia ¿Qué hago como paleontóloga?, a través del canal de INAH TV.

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20210215_boletin_053.pdf)Boletín 53[Descargar]

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

Vista panorámica del cerro de la Bufa, Zacatecas.

Fotos