Hilario Topete Lara, profesor electo para la Dirección de la ENAH. Foto: Edith Camacho, INAH

 

*** Diego Prieto, titular del INAH, se dijo esperanzado de que esta nueva etapa venga acompañada de una renovación de su programa curricular

 

*** El doctor en antropología, Hilario Topete, es profesor de Investigación Científica y Docencia Titular “C” y cuenta con más de 30 años de trayectoria


 

 

Tras un proceso electoral que contó con una importante participación de la comunidad de trabajadores, del profesorado y de los estudiantes, el doctor en antropología, Hilario Topete Lara, asumirá la dirección general de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), para el ciclo 2020-2023, institución que a poco más de ocho décadas de su creación está llamada a mantener el liderazgo en estas ciencias sociales, con respecto a otros centros académicos que las imparten.

           

Al hacer un reconocimiento de la jornada electoral, la cual refrendó el ejercicio democrático al interior de la escuela, el antropólogo Diego Prieto Hernández, titular del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), reconoció que la ENAH es el eje de la vida académica e intelectual de este organismo, y se dijo esperanzado de que esta etapa venga acompañada de una renovación de su programa curricular, así como de la recuperación de una visión más integral —desde sus disciplinas— sobre las diversas problemáticas del país.

           

Destacó que la fase por venir implicaría la génesis de nuevas especialidades, a la par del reforzamiento y una mayor integración de sus divisiones de licenciatura y de estudios de posgrado. En la actualidad, la ENAH imparte las carreras de Antropología Física, Antropología Social, Arqueología, Etnohistoria, Etnología, Historia y Lingüística, mientras que a nivel maestría y doctorado se ofrecen las especialidades de Antropología Social, Antropología Física, Arqueología, Historia/Etnohistoria y Lingüística.

           

Diego Prieto hizo hincapié en que el INAH contribuirá a mejorar las instalaciones y el entorno de la escuela, ubicada al sur de Ciudad de México, y recordó que hace poco se signó un convenio con la alcaldía Tlalpan para mejorar la seguridad en su perímetro.

           

En su opinión, el referendo para la elección de nuevo director de la ENAH demostró la importancia que este tiene para los trabajadores manuales, administrativos, profesores-investigadores y profesores de asignatura, pero sobre todo para el alumnado. En ese sentido, indicó que recientemente se reunió con 60 profesores de tiempo completo para que tengan una participación más activa en la revisión del proyecto académico del plantel.

           

Manifestó que es el momento de “cerrar filas” para dar nuevos bríos a la ENAH, la cual, pese a no ser la única destinada a las disciplinas de la antropología y de la historia en nuestro país, mantiene una fuerte presencia e influencia en el contexto internacional, socializando los conocimientos aprendidos y generados, y poniéndolos al alcance no solamente de los especialistas sino de la sociedad en su conjunto.

           

Para el director general del INAH, como escuela de pensamiento, la ENAH debería retomar la idea de una antropología científica, crítica y popular, bajo perspectivas que permitan obtener un panorama integral y complejo de la vida humana.

           

A la presentación del doctor Hilario Topete Lara, como director electo, asistieron la secretaria técnica del INAH, Aída Castilleja; los coordinadores nacionales de Arqueología y de Antropología, Francisco Sánchez Nava y Paloma Bonfil, además de los directores de Estudios Históricos, y de Etnología y Antropología Social, María Eugenia del Valle y Eduardo González Muñiz.

           

Topete Lara, quien a partir de 2020 dirigirá la ENAH, en sustitución de Julieta Valle, se mostró agradecido por este “acompañamiento”, el cual, dijo, toma bajo el concepto que manejan los indígenas purépechas y nahuas de la sierra michoacana: una vida común que se refrenda en fiestas, bodas y actos políticos. Como experto en evolución humana, explicó que esta idea descienda, quizá, de las primeras bandas de homínidos que fueron conformando las sociedades.

 

El miembro del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), indicó que, con miras a la organización del Segundo Congreso Nacional Reconstituyente, “cabría cuestionarse ¿qué ENAH queremos?, incluso antes de pensar en un nuevo reglamento”. Finalmente expresó que sin añorar las glorias que el indigenismo trajo a la antropología mexicana, la institución debe virar a nuevos horizontes: “La ENAH somos todos, y unidos podemos lograrlo”

           

Hilario Topete es profesor de Investigación Científica y Docencia Titular “C”, y recibió el Premio al Mérito Docente Rafael Ramírez. Entre sus proyectos de investigación se encuentran los dedicados a Los Gobiernos Locales y la Organización Social Tradicional; Teotihuacan. Cien Años de Memoria; y el Proyecto Eje Tlaxiaco. Archivo de la Memoria (para el registro audiovisual de la tradición oral y del patrimonio cultural inmaterial).

 

Ha publicado los libros Ideas en movimiento. Cargos, fiestas, comunidades; La organización social y el ceremonial; Experiencias de salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial I y II; y Todos los rumbos; P’intekwa y experiencia de salvaguardia del patrimonio cultural. Otros caminos; así como más de medio centenar de publicaciones, entre ensayos, prólogos, presentaciones de libros y artículos en libros, periódicos y revistas.

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20191204_boletin_524.pdf)Boletín 524[Descargar]

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendon

ulises_leyva@inah.gob.mx

Director de Medios de Comunicación


  Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

 

Foto del día

Mina Dos Estrellas, Tlalpujahua