Imprimir

El doctor Pedro Bosch Giral recuerda cuando María Barajas se presentó en la UNAM, en busca de una colaboración que permitiera generar métodos para consolidar los pigmentos que recubren la superficie de la colosal escultura mexica. Foto: Melitón Tapia, INAH.

 

*** Resultado de una alianza entre el INAH y el Ancient Cultures Institute, los títulos podrán adquirirse en Amazon y consultarse en las plataformas del INAH y Mesoweb

 

*** Su objetivo es dar a conocer las más recientes investigaciones sobre Tenochtitlan y el Centro Histórico de la Ciudad de México


 


El atractivo y desafiante trabajo de conservación del gran monolito de Tlaltecuhtli, el cual permitió preservar la rica policromía de la deidad telúrica, motivó una publicación sobre los pormenores de esta exitosa intervención multidisciplinaria, libro que representa el primero de la serie editorial Reportes del Proyecto Templo Mayor, resultado de una alianza entre el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Ancient Cultures Institute.


Así lo dio a conocer el director del Proyecto Templo Mayor (PTM), el doctor Leonardo López Luján, al participar en la presentación de esta obra junto con su autora, la restauradora María Barajas Rocha; el investigador emérito del INAH, Eduardo Matos Moctezuma; y el físico Pedro Bosch Giral, cuya colaboración fue clave en los métodos que hicieron posible mantener a la escultura mexica “a todo color”.


El arqueólogo comentó que el lanzamiento de dicha serie científica es una respuesta propositiva a un cerrado ámbito editorial. No obstante, dijo, las publicaciones continúan siendo las cartas de presentación de los jóvenes investigadores para insertarse en el mundo intelectual y en el sistema meritocrático del mercado laboral, por lo que se buscó una solución en el extranjero. Además del apoyo del INAH, se tuvo respuesta positiva en el Ancient Cultures Institute, en Estados Unidos, fundado por la historiadora del arte Merle Greene, y actualmente dirigida por el doctor Marc Zender.


La serie de libros, coordinada por López Luján y Joel Skidmore, del Ancient Cultures Institute, cuenta con un consejo académico asesor y un grupo de dictaminadores que solo avalan escritos del más alto nivel para su publicación.


“Reportes del Proyecto Templo Mayor tiene como objetivo dar a conocer las más recientes investigaciones sobre la antigua isla de Tenochtitlan y el Centro Histórico de la Ciudad de México, entre los especialistas, los estudiantes y los aficionados a estos temas”, expresó el arqueólogo.


El director del PTM abundó que además reunirá monografías y colecciones de contribuciones escritas por profesionales, desde la arqueología, la antropología, la antropología física, la conservación y otras ciencias afines. La serie, de la que ya existe una veintena de títulos en fila, podrá adquirirse a precios asequibles mediante el sistema de impresión por demanda de Amazon y de Amazon México, y también consultarse de forma gratuita en las páginas electrónicas del INAH y Mesoweb.


Sobre el título, presentado en el marco de la XXX Feria Internacional del Libro de Antropología e Historia, De la excavación al museo. La restauración del monolito de la diosa Tlaltecuhtli, el profesor Eduardo Matos Moctezuma manifestó que es un orgullo que esta disciplina inaugure la citada serie editorial, puesto que “la conservación fue ganándose su lugar a pulso”.


Recordó que, a principios de los años 60, cuando formó parte de un proyecto en Teotihuacan, a los restauradores se les decía peyorativamente “raspa muros”. Él nunca lo creyó así, por eso cuando en 1978 se convirtió en el director del Proyecto Templo Mayor, lo primero que hizo fue recurrir a estos profesionales, cuyo meticuloso trabajo ha permitido que las ofrendas y estructuras del Recinto Sagrado de Tenochtitlán sigan aportando valiosa información al paso de los años.


Por su parte, el doctor Pedro Bosch Giral, narró cómo un día María Barajas se presentó en el Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM —donde labora él—, en busca de una colaboración que permitiera generar métodos para consolidar los pigmentos que recubren la superficie de la colosal escultura mexica de 4.17 por 3.62 metros y 12 toneladas. 


Ambos expertos hubieron de establecer un lenguaje común y tender puentes entre lo macroscópico y lo microscópico, y viceversa. El tercer capítulo del libro abunda en la serie de pruebas y estudios realizados al monolito, entre ellos, los que permitieron determinar los compuestos y evitar reacciones adversas con la aplicación del consolidante, lo que requirió la observación con microscopía electrónica de barrido y análisis de porosimetría.


También “vino otro análisis fascinante mediante el cual metimos las muestras en un aparato que, con rayos ultravioletas, temperatura, humedades y otros factores, en 25 días tenemos un equivalente a la exposición de la pieza durante un año. Así, realizamos un viaje al futuro, proyectamos las condiciones del monolito a ese lapso. Fuimos desgranando punto por punto, pregunta tras pregunta”, abundó el físico.


Para la autora, María Barajas Rocha, quien encabeza las tareas de conservación del PTM, la obra da cuenta de una extensa investigación científica, cuya finalidad consistió en encontrar la mejor opción para lograr fijar la película de pigmentos que coloreaba la superficie pétrea de Tlaltecuhtli, lo que llevó a comprender el comportamiento de seis diferentes sustancias.


“El proyecto de restauración del monolito implicó, desde el momento de su excavación hasta su montaje en el Museo del Templo Mayor, una larga serie de discusiones, propuestas, y procesos de intervención y planeación. Fueron notablemente enriquecedores los diálogos entre quienes nos encargamos directamente de la restauración con los arqueólogos, físicos, geólogos, arquitectos e ingenieros asociados, proceso interdisciplinario que ayudó a respaldar académicamente nuestras decisiones y acciones.


“Es así como la experiencia generada a lo largo de este trabajo intenta constituir una contribución al desarrollo de la disciplina, y, además, abrir nuevas líneas específicas, tanto de acción como de investigación para casos futuros”, concluyó la experta.

 

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20191003_boletin_383.pdf)Boletín 383[Descarga]