*** El acto cívico fue presidido por Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura de la Ciudad de México; y Diego Prieto Hernández, director general del INAH

 

*** Estas actividades contribuyen a preservar la memoria histórica entre los capitalinos, con miras al 500 aniversario de este hecho que definió nuestro devenir

 

 

En la simbólica Plaza de las Tres Culturas, donde se mantienen en pie los restos del recinto sagrado de Tlatelolco, último bastión mexica, se conmemoró el 498 aniversario de la defensa heroica de su ciudad gemela: Tenochtitlan. Autoridades del gobierno capitalino y el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el antropólogo Diego Prieto Hernández, presidieron el acto que rememoró los distintos episodios que conllevaron al auge y la capitulación de la portentosa urbe prehispánica.


Bajo los rayos de la mañana, la ceremonia organizada por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, encabezada por Alfonso Suárez del Real; dio inicio con la salutación a los cuatro puntos cardinales con toque de caracol. Enseguida, y a nombre del Grupo Toltecáyotl, el arqueoastrónomo David Wood Cano, precisó que en realidad fue el atardecer del 23 de agosto de 1521, y no el 13 de agosto, cuando fue tomada la capital del imperio tenochca.


Destacó que debe considerarse “que aquel conocido martes 13 de agosto es un fechamiento del calendario juliano, entonces vigente en toda la Europa cristiana y que a lo largo de varios siglos había acumulado un error de anticipación de 10 días de ocurrencia de los fenómenos astronómicos a las fechas en que, ideal y esquemáticamente, debía acontecer según el formato original de ese calendario, establecido en Roma por Julio César en el año 46 a.n.e.”.


Acerca de los motivos para la capitulación de Tenochtitlan, David Wood comentó que se ha llegado a afirmar que el apresamiento de Cuauhtémoc y otros dignatarios en aquella fecha, se dio a raíz de una pretendida huida o, en el mejor de los casos, que el tlatoani quería eludir el cerco para ir en busca de unas hipotéticas tropas de refuerzo lejos de la ciudad.


Otros especialistas apuntan que, ante la ya insostenible resistencia, Cuauhtémoc envió un mensaje por consejo de gobierno, el cual rezaba: Totonaltzin ye omotlahtitzino, Nuestro venerable sol ya se ha ocultado / Totonaltzin ye omotlahtitzino, nuestro venerable sol ya perdió su rostro / Auh centlayohuayan otechmocahuili... Y en completa oscuridad nos ha dejado...


Este momento también fue citado por el doctor Rafael Bernardo Carmona Pérez, coordinador general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), quien sostuvo que el gobernante mexica exigió a Hernán Cortés le apuñalara y de esa manera poder ofrendar su vida a los dioses. Acción a la que se negó el conquistador. Meses después, el derrocado tlatoani moriría en una expedición de Cortés hacia Honduras.


Carmona manifestó que, así como las huestes de Cortés y los cronistas se maravillaron de la ciudad lacustre, hoy la Ciudad de México sigue sorprendiendo a los extranjeros ante su vitalidad y su cultura. El Centro Histórico, la red del Metro, la Central de Abastos, sus cinco bienes inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial, sus más de mil 400 edificios coloniales y cerca de 180 museos, y una decena de sitios arqueológicos, ente otros atractivos —dijo— corroboran la frase tomada de los Memoriales de Culhuacán: “En tanto que permanezca el mundo, no acabará la fama y la gloria de México-Tenochtitlan”.


Con la participación de la Banda de Música y el Coro de la Secretaría de Cultura capitalina, la ceremonia por el 498 aniversario de la defensa heroica de México-Tenochtitlan prosiguió con el depósito de una ofrenda floral y una guardia de honor presidida Suárez del Real e integrantes de la comitiva, entre ellos, el director general del INAH, el antropólogo Diego Prieto, y doctor Eduardo Alfonso Guerrero Martínez, magistrado de la Primera Sala Penal del Poder Judicial de la ciudad.


En el acto cívico también estuvieron, por parte de la Secretaría de Cultura capitalina, María José García y Sara Riojas, titulares del Órgano Interno de Control y del Instituto de Promoción Turística, respectivamente; y María Guadalupe Lozada, directora general de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural. Asimismo, acudieron la arqueóloga Edwina Villegas, directora de la Zona Arqueológica de Tlatelolco; y fray Agustín Jaime-Martín del Campo, párroco de la Iglesia de Santiago Apóstol.

 

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20190813_boletin_283.pdf)Boletín 283[Descarga]

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendon

ulises_leyva@inah.gob.mx

Director de Medios de Comunicación


  Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

 

Foto del día

Viaje científico por la historia