Diplomado

INAH y Gobierno de Yucatán llevarán a cabo el Primer Diplomado Diversidad y Políticas Lingüísticas en México. Foto: Mauricio Marat, INAH.

 

*** Han pasado más de 15 años de la publicación de la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas, y mucha gente no la conoce, por lo tanto, no se hace efectiva: Fidencio Briseño

 

*** Organizan la Dirección de Lingüística y el Centro INAH, en coordinación con el Centro Estatal de Capacitación, Investigación y Difusión Humanística de Yucatán


 


México está reconocido dentro de las 10 naciones con mayor diversidad lingüística en el mundo: en territorio nacional confluyen 11 familias lingüísticas que derivan en 68 lenguas, expresadas en 364 variantes; sin embargo, estudios cuantitativos y cualitativos indican que en las últimas décadas en diversas regiones del país se ha desatado un acelerado proceso de pérdida de variantes de hablas nativas, al grado que hoy más de 60 por ciento está en cierto riesgo de desaparición.


Con el fin de contar con una herramienta que sirva para impulsar avances en las políticas públicas en materia de lenguas indígenas, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Secretaría de Investigación, Innovación y Educación Superior del Gobierno de Yucatán inician este jueves el Primer Diplomado Diversidad y Políticas Lingüísticas en México, con sede en la ciudad de Mérida y abierto en línea para participantes de más de 20 estados del país.


La actividad académica es organizada en el marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, a través de la Coordinación Nacional de Antropología, la Dirección de Lingüística y el Centro INAH-Yucatán, en coordinación con el Centro Estatal de Capacitación, Investigación y Difusión Humanística de Yucatán. Se llevará a cabo los días jueves, del 20 de junio al 28 de noviembre, en la biblioteca de la sede estatal del INAH, con más de cien personas inscritas, 40 presenciales y 75 conectadas en línea.


El lingüista Fidencio Briseño Chel, coordinador del diplomado, explica que la intención del mismo es establecer contacto entre especialistas interesados en el rescate de lenguas y los propios hablantes, para trabajar en una revisión de las políticas que se están generando a favor de esta diversidad lingüística.


Para ello, se pensó abordar grandes temas, desde la diversidad y el contacto de lenguas, la migración, la educación, la interculturalidad y los procesos de revitalización que se efectúan actualmente, así como el ejercicio de los derechos lingüísticos.


Centrados en estos temas invitaron a los mejores especialistas del INAH, quienes han realizado investigación y trabajo de campo en comunidades indígenas de diversas regiones de México, desde el sureste hasta el norte; así como del CIESAS, la UNAM, la Universidad Autónoma de Guadalajara, la Universidad Pedagógica Nacional y El Colegio de México, todos reconocidos a nivel nacional.


“Ellos hablarán de las mejores prácticas para revitalizar o conservar lenguas; hay ponentes de las hablas del norte: Sonora, Chihuahua, Baja California; de Chiapas, de Oaxaca, del centro del país; hablaremos de aquellas amenazadas para buscar cómo las podemos atender desde la academia y la legislación, pero también hacer coparticipes de estos proyectos a los propios hablantes. Varios de los ponentes son hablantes de lenguas indígenas como el mixteco, maya, náhuatl, yaqui, tarahumara”.


A lo largo del diplomado se impartirán 24 ponencias y se cerrará con una mesa panel integrada por jóvenes investigadoras, egresadas de universidades de Quintana Roo, Chiapas, Yucatán, Campeche y Tabasco, hablantes de lenguas mayas. Ellas presentarán sus propuestas para generar políticas públicas acordes a la lengua, la cultura y sobre todo la actualidad.


Briseño Chel destacó que son las mujeres quienes están empoderando a la lengua y están proponiendo nuevas alternativas desde la educación, la comunicación y, sobre todo, desde los derechos lingüísticos.


Lo que sigue, dice Briseño Chel, “es generar información que nos pueda servir para ayudar al público a entender la situación e importancia de las lenguas y visibilizar la diversidad lingüística que tenemos, así como su vitalidad, al tiempo de proponer acciones en políticas públicas que puedan atender de mejor manera a los hablantes.


“Mucho se ha dicho que los portadores del conocimiento de las lenguas son los ancianos, sin embargo, los jóvenes, cada vez con más entusiasmo, están armando nuevos proyectos para revitalizar sus lenguas maternas, trabajan en la generación de nuevos espacios, tanto en redes sociales y medios de comunicación como la radio y televisión, donde hacen uso de ellas”, comenta el lingüista maya.


“A pesar de que ya han pasado más de 15 años de la publicación de la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas, vemos que mucha gente no la conoce, por lo tanto, no se hace efectiva, y el Estado mexicano está obligado a generar los espacios suficientes para que las lenguas indígenas estén presentes”, destaca Briseño Chel.


“Esperamos que cada vez más gente aprecie esa realidad lingüística, y a partir de las condiciones actuales se generen mejores prácticas, mejores políticas públicas que ayuden a visibilizar e incentiven, o como en la península de Yucatán, se piense en la patrimonialización o la institucionalización u oficialización de la lengua, en este caso maya. Hacia allá va el diplomado que también se enmarca en las actividades por los 80 años del INAH”, finalizó.

 

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20190619_boletin_184.pdf)Boletín 184[Descarga]

Atención a medios de comunicación

 

Director de Medios de Comunicación

Gabriel Ulises Leyva Rendon

ulises_leyva@inah.gob.mx


  Arturo Méndez

 

 

Foto del día

Reforestación Cerro de Xochitécatl