Reina Roja

La Reina Roja, una tumba real revela que la osamenta de este personaje podría ser de la consorte de ese antiguo gobernante maya, y no su mamá.


Libro presenta nueva hipótesis


REINA ROJA, ESPOSA, NO MADRE DE PAKAL

*** La Reina Roja, una tumba real revela que, de acuerdo con estudios recientes, la osamenta de este personaje podría ser de la consorte de ese antiguo gobernante maya, y no su mamá

*** La publicación, coeditada por el INAH y Turner Publicaciones, fue presentada en el Museo Nacional de Antropología

 
Una nueva hipótesis señala que los restos mortales de la Reina Roja, descubiertos en Palenque, Chiapas, podrían corresponder a la esposa del gobernante de esa antigua ciudad maya Pakal II, y no a su madre, como se pensó durante los primeros años del descubrimiento de la tumba, en 1994.

Dicho planteamiento, inferido a partir de los resultados de una serie de estudios arqueológicos, bioantropológicos, de conservación y restauración, es expuesto en el libro La Reina Roja, una tumba real, del arqueólogo Arnoldo González Cruz, que fue presentado en el Museo Nacional de Antropología.

En esta publicación, coeditada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) y Turner Publicaciones, se establece que las características del cráneo de la Reina Roja presentan semejanza con las representaciones de la esposa de Pakal en varios tableros hallados en esa zona arqueológica.

Los resultados de las investigaciones realizadas apuntan la hipótesis de que el esqueleto encontrado podría corresponder a Tz´ak-b´u Ajaw, quien fue consorte del rey K´inich Janahb Pakal II; dicho planteamiento surgió debido a la coincidencia de años entre la antigüedad de la osamenta, cuyos estudios la ubican en 672 d.C., con las fechas grabadas en monumentos de Palenque, que aluden al 13 de noviembre de 672, como momento de la muerte de la esposa de ese soberano.

A lo anterior se suman estudios de ADN que confirman que dicho personaje y el gobernante palencano carecen de algún lazo de parentesco, y por tanto, la osamenta no corresponde a la de su progenitora.

No obstante, pese a los avances de las nuevas investigaciones, la biografía de la Reina Roja no concluye con esta contribución editorial, comentó el arqueólogo del INAH Arnoldo González, “porque es probable que en futuro cercano se generen nuevos datos arqueológicos que todavía permanecen escondidos en el subsuelo, que permitan relacionar a la reina con algún integrante de su familia”.

Durante la presentación del libro, Alfonso de Maria y Campos, director general del INAH, destacó que de confirmarse que la Reina Roja fue la esposa de Pakal II —hace más de 1,300 años—, permitiría tener una perspectiva más amplia del momento fundacional de Palenque, en el Periodo Clásico (650-900 d.C.), en que este gobernante convertiría la ciudad en centro hegemónico del occidente maya.

Añadió que esta nueva publicación es “una revisión erudita de las investigaciones multidisciplinarias realizadas desde 1994, cuando se registró dicho descubrimiento; un puente imprescindible entre lo que sabemos con seguridad después de años de estudio, además de lo que se infiere según los datos y la voluntad del lector por conocer a la Reina Roja”.

Este texto, dijo De Maria y Campos, representa una satisfacción en el plano editorial y como proyecto institucional, pues “está bellamente realizado, con una escritura amena que no deja de lado la parte científica y de investigación que caracteriza al Instituto”.

En este sentido, señaló que durante la presente administración se ha renovado el proyecto editorial del INAH, mediante el remozamiento de libros científicos y el lanzamiento de nuevas colecciones, así como con alternativas digitales.

“Aunado a lo anterior —añadió—, se han renovado acuerdos editoriales nacionales e internacionales y se han establecido nuevos convenios de coedición; pues “el INAH es la casa editorial más importante de América Latina y una de las más significativas en temas antropológicos a nivel mundial”.

Asimismo, De Maria y Campos agradeció a Grupo Nestlé México “por su colaboración decisiva y constante en la protección y divulgación del patrimonio cultural del país, en particular de Chiapas, donde además del financiamiento para la creación del Museo de Sitio de Palenque y de publicaciones de divulgación, como la que en esta ocasión presentamos, también donó varias hectáreas en Chiapa de Corzo para una mejor protección de los vestigios arqueológicos”.

Por su parte, Juan Carlos Marroquín Cuesta, presidente ejecutivo de Grupo Nestlé México, reiteró el compromiso de esta compañía —establecida en el país en 1930— en la conservación, desarrollo y difusión del patrimonio cultural mexicano, a través de acciones que realiza desde hace algunos años en Chiapas, entre las que se incluye la participación en la Mesa Redonda de Palenque, donde se dan cita estudiosos de la cultura maya.

Durante los comentarios del libro La Reina Roja, una tumba real, Eduardo Matos Moctezuma, investigador emérito del INAH, destacó la trascendencia de dicho hallazgo, registrado al interior del Templo XIII, que amplió de manera considerable el conocimiento acerca de las prácticas mortuorias de las sociedades mayas.

El arqueólogo resaltó que el libro ofrece un panorama general de esa civilización antigua, al relatar sus mitos, creencias, arquitectura, gobierno, papel de la mujer y sistemas agrícolas, además de contextualizar el descubrimiento de la Reina Roja dentro de las 138 tumbas encontradas en Palenque, desde 1923 hasta la fecha.

Dicho entierro femenino se componía de un sarcófago monolítico, acompañado de ofrendas conformadas por piezas de jadeíta y una máscara hecha en malaquita, la cual  estaba recubierta por tres centímetros de grosor de cinabrio; debido a las características de este mineral rojo, el arqueólogo Arnoldo González Cruz, responsable de la excavación, lo nombró como la Reina Roja.

En su intervención, Rodrigo Liendo Stuardo, arqueólogo del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, destacó la labor del autor, quien no sólo aborda el tema del origen e identidad de quien fue enterrada en esa tumba, sino también la importancia que tuvo dentro de la sociedad palencana, además hace inferencias sobre los conceptos y ritos relacionados con su muerte, a través del análisis de materiales arqueológicos, así como del uso de la epigrafía y la historia.

La Reina Roja, una tumba real se integra por once capítulos que versan sobre la recreación de vida de los antiguos habitantes de Palenque, su arquitectura funeraria y el sistema de enterramiento, las técnicas de exploración utilizadas en 1994 en el Templo XIII, en cuyo interior fue descubierta la cámara funeraria, así como la apertura del sarcófago.

Asimismo, se dan a conocer análisis de la posición que guardaban los materiales arqueológicos contenidos en el entierro de la Reina Roja, descripción de las ofrendas asociadas y posible significado, estudios de las máscaras de mosaicos encontradas, así como las similitudes y diferencias entre la tumba de la Reina Roja y la de Pakal.

Los apartados se titulan: La ciudad de una reina, Muerte en Palenque, Un templo al descubierto, Abriendo un sarcófago, Una tumba para la eternidad, Pistas enterradas, Teselas en el tiempo, Tránsito al inframundo, Tras las huellas de una reina, La Reina Roja y su relación con Pakal y Reflexiones finales.

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Mayapán