El Museo Regional de Tlaxcala fue entregado al cien por ciento el pasado mes de diciembre. Foto: Mauricio Marat, INAH.

 

*** Especialistas trabajaron en las salas de Arqueología, Profundis y Exposiciones Temporales, así como en el muro oriente del huerto

 

*** Fuera del recinto museístico del INAH, albergado en el ex convento de Nuestra Señora de la Asunción, se intervienen las capillas posas y la torre campanario


 


A raíz del sismo del 19 de septiembre de 2017, el Museo Regional de Tlaxcala (MRT), con sede en el ex convento franciscano de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XVI), tuvo afectaciones moderadas en las salas de Arqueología (claustro alto), de Profundis o de Usos Múltiples y de Exposiciones Temporales (ambas en el claustro bajo); así como en el muro oriente que da al huerto. Dichos espacios fueron atendidos por la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).


El proyecto, desarrollado por un grupo de especialistas encabezados por Armando Moreschi López, arquitecto perito del Centro INAH Tlaxcala, y validado por especialistas de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH, no sólo contempló la intervención del inmueble, sino también la atención de otros espacios fuera del conjunto conventual que resultaron dañados por el movimiento telúrico, como las capillas posa y la torre campanario.


Las piezas de la Sala de Arqueología fueron desmontadas y resguardadas bajo supervisión de la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones del INAH. El espacio presentaba grietas en los muros norte, sur y oriente, en los que se realizaron calas para detectar si existía pintura mural. Los estudios no arrojaron evidencia de ella, por lo que se dio paso a la inyección de grietas con una mezcla compuesta de cal, arena fina y baba de nopal.


Sobre el muro norte, el ingeniero Enrique Fernández, de la empresa que realizó los trabajos bajo la supervisión y coordinación del INAH, señaló que la pared se intervino por ambos lados. 

 

“Del lado que da a la Sala de Arqueología ubicamos 20 grietas profundas, aunque no traspasaban el muro. Lo que se hizo fue retirar la mayoría del aplanado para ver la dimensión de las fisuras e inyectar cada una de ellas. Actualmente, está resuelto el problema de grietas y se procedió al aplanado del muro, aplicando una capa fina y pintura a la cal”.


Respecto a los muros sur y oriente, Tenoch Medina, coordinador de la oficina del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) en Tlaxcala, explicó que el muro sur se inyectó únicamente por la parte de la sala, “colocamos en las grietas mangueras transparentes para apreciar el paso de la mezcla, ya que por medio de ellas se hizo el vaciado hasta que quedó cubierta la ranura. En el muro oriente detectamos una gran fisura que va del piso hasta la mitad de la barda, pero sin traspasarla, la cual se inyectó con la mezcla antes referida y fue aplanada”, dijo.


Cabe señalar que en la Sala Tlaxcala. Tierra de Encuentros (claustro alto), al realizar las calas para reparar una pequeña grieta localizada en la parte superior del arco, los arquitectos hallaron pintura mural probablemente del siglo XVII, por lo que dicha área fue intervenida hasta que sea analizada por un especialista en restauración de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH.


 En el claustro bajo se reforzó el marco de la puerta principal de la Sala de Exposiciones Temporales, misma que presentaba una pequeña fractura.


En tanto, en la Sala de Profundis o de Usos Múltiples, Moreschi López indicó que la labor consistió en la rehabilitación de una puerta de madera que estaba clausurada. Asimismo, en otra sección de la sala se liberó un vano tapiado para abrir una ventana que brinde iluminación al espacio.


“Instalamos una reja y una ventana con vista hacia el huerto del convento. Retiramos el marco que tenía ataque de insectos y colocamos uno de metal que resiste perfectamente el peso del dintel de piedra”, puntualizó.


En el muro oriente del huerto (parte posterior de la Sala de Profundis), los especialistas restituyeron la mampostería para evitar el desprendimiento de las rocas, a su vez, aplanaron la parte inferior del muro para contener la entrada de humedad a este espacio de exhibición; en ambos procesos se utilizó mezcla de cal y arena.


El Museo Regional de Tlaxcala fue entregado al cien por ciento hace unas semanas.


Intervención en otros espacios del ex convento


Fuera del museo, el equipo trabaja en dos capillas posas del conjunto conventual, en las que se inyectaron algunas fisuras que había en sus muros. Actualmente, la que alberga una tienda de artículos religiosos ya está en uso, y la ubicada en la esquina sur-poniente del conjunto conventual, continua en labores.


Asimismo, se trabaja en la torre campanario o torre exenta, la cual tuvo afectaciones en los tres cuerpos que la componen: planta baja, sección de campanas y cúpula, siendo éste último donde los daños son más severos.


Moreschi López puntualizó que la torre presenta grietas en sus cuatro lados, así como en la cúpula, arcos, pechinas y en el tambor, por lo que el trabajo preliminar para acceder al inmueble fue de suma importancia.


“Cambiamos algunas piezas del barandal de la escalera de madera que estaban apolilladas, para asegurar el ingreso a la torre de trabajadores, herramienta y material, además de la correcta instalación de los andamios, tarimas y montajes para evitar un accidente”.  


Al igual que en el museo, las grietas se inyectan con mezcla de cal, arena fina y baba de nopal a presión, y en el caso de las más profundas, se emplea una técnica denominada “engrapar”, que consiste en la colocación de tabiques pegados con cal y arena dentro de la ranura para propiciar el “amarre” o consolidación del muro e impedir que la fisura crezca.


“Las grietas, en su mayoría del exterior, se reflejan también en el interior, así que se atienden ambos lados. Por otra parte, las campanas no presentan daño por el sismo, aunque presentan suciedad debido al excremento de las palomas y madera atacada por insectos, pero su sistema de sujeción en general es adecuado, algunas están soportadas por vigas de metal que les da mayor resistencia”.


Hasta el momento, la intervención en la torre campanario presenta 50 por ciento de avance y se estima que las tareas en este edificio concluyan los primeros meses del año.

 

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20190129_boletin_20_ok.pdf)Boletín 20[Descarga]

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendon

ulises_leyva@inah.gob.mx

Director de Medios de Comunicación


  Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

 

Foto del día

El barroco de los ángeles. Puebla