Exposición

AfroReggae. Efecto Shiva. Foto Daniel Taveira.2017.

 

*** La muestra Efecto Shiva refleja la fortaleza, capacidad de adaptación y espíritu de la gente que abraza las expresiones artísticas en barrios marginales de Río de Janeiro

 

*** Daniel Taveira es el autor de 52 retratos del Grupo Cultural AfroReggae, organización que mediante sus acciones incide de forma positiva en Vigário Geral


    


 

En medio del caos y la violencia de las favelas, el arte y la cultura afrobrasileñas pueden ser una cura, significar un acto de fe, el destello de un renacimiento o el inicio de un proceso regenerativo, como lo revelan los rostros que componen la muestra Efecto Shiva. Imágenes de las favelas de Daniel Taveira, que abre para disfrute y conocimiento de los usuarios de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) “Benito Juárez”.


En la Sala de Exposiciones Temporales de la terminal aérea, espacio gestionado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se exhiben 52 imágenes en gran formato autoría de Daniel Taveira. El conjunto visual refleja la fortaleza, capacidad de adaptación y espíritu de las favelas cariocas, particularmente de Vigário Geral, donde la ONG Grupo Cultural AfroReggae ha incidido positivamente por medio de sus acciones.


Hace un año, el artista originario de Tocantins, Brasil —pero radicado en México desde hace ocho años—, fue invitado a conocer y registrar la otra cara de Vigário Geral de manos de esa organización, cuya filosofía se basa en lo que denomina Efecto Shiva, que en términos espirituales es el resultado de un proceso redentor en el que la muerte lleva a un renacimiento dichoso.


Pese a circunstancias tan dramáticas, este grupo cultural optó por la creatividad como negación de la violencia, la venganza y la destrucción asociadas con las favelas. Su filosofía es dejar morir el pasado para resurgir en un ámbito libre de ataduras y recriminaciones.


Al conocer la favela Vigário Geral, el fotógrafo pudo retratar algunos de los logros de la inclusión y justicia sociales alcanzados gracias al impulso de la cultura afrobrasileña y la educación. La presente exposición se compone de las secciones: El alma de los individuos, La comunidad que vibra y En el corazón de la favela.


“Mi desafío en la fotografía es contar una historia, buscar el momento, la expresión exacta a través del color, el movimiento y la evolución de las personas”, expresa Daniel Taveira. Esta inquietud surgió tras tomar clases en México con la fotógrafa Nadine Markova, pues “antes de esa experiencia viví encarcelado en una oficina, mi formación era en el mercado financiero, y la fotografía me ayudó a abrir mi mente y mis ojos a otras realidades, ver a las personas como son y no como deberían ser”.


Las poco más de 50 fotografías que integran la exposición Efecto Shiva —organizada por la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones del INAH y que permanecerá hasta mediados de 2019—, revelan que más allá de un entorno desfavorable, la cotidianeidad de mujeres, hombres y niños puede transformarse gracias a las opciones y oportunidades provistas por la educación, el arte y la cultura.


Este interés por las conexiones profundas entre los individuos y los grupos: el amor, la familia, la solidaridad, le llevaron a adentrarse en la concepción filosófica del Grupo Cultural AfroReggae, pues cada uno de sus integrantes a través de sus ojos, sonrisas, perfiles, extravagancia y color, brinda un cariz distinto de las favelas.


Taveira explica que estos asentamientos caracterizados por la ausencia de derechos de propiedad, se desarrolla en áreas inadecuadas para la construcción, pero su proximidad a las zonas de actividad económica atrae y alienta su poblamiento. Los prejuicios raciales, especialmente contra la gente de color, perpetúan las actitudes negativas, asociando de forma equivocada prácticas culturales: tipo de vestimenta, adorno personal o apariencia, con el crimen.


“La filosofía de AfroReggae (ha sido reconocido como una de las principales ONG pioneras en el mundo) es salvar a la gente del narcotráfico y la violencia, ofrecerles una convivencia distinta. En Efecto Shiva intenté capturar esta transformación colectiva que también me tocó en lo personal.


“La favela tiene una cara amarga y otra buena que es el sentido de comunidad, de familia; ahí las personas se aman y se cuidan. Las circunstancias hacen que valores al prójimo, a quien está a tu lado. También cabe destacar que grandes símbolos de la cultura brasileña han salido del contexto de la favela: los futbolistas, la samba, la creatividad”, opina Taviera.


José Junior y Altair Martins, residentes de Vigário Real, rescataron ese sentido de identidad y fundaron AfroReggae. En 1993, la favela era una realidad rota. Sus habitantes estaban asediados por el crimen y la incomprensión, hundidos en la marginación, la desesperanza y la indiferencia de la mayor parte de la sociedad brasileña. La ONG se dio a la tarea de emprender talleres de danza, música, capoeira, street art y fútbol, además de artes circenses, buscando formar jóvenes como instructores culturales y deportivos, educadores, agentes de salud y emprendedores sociales. Asimismo, tiene programas en preescolar para involucrar a toda la familia.


Sobre el autor


Daniel Taveira mostró su obra el año pasado en Miami Art Basel, donde recibió el prestigioso Press Choice Award. Su trabajo también ha sido admirado en el Museu da Diversidade, Museu de História e Folclore de Olympica y Museu de Arte Sacra de Campinas, Sao Paulo, Brasil, así como otros recintos de Asia, México, Sudamérica y Estados Unidos.

 

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20181214_boletin_472.pdf)Boletín 472[Descarga]

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

Memoria de milagros