Imprimir

Proyecto de sala interactiva sobre los alrededores del lago de Chapala

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) inició la reestructuración integral del Museo Regional de Guadalajara, con un plan de manejo y operación congruente con las actuales condiciones sociales y culturales del occidente de México, informó la directora de ese recinto, Martelva Gómez Pineda.
 
El edificio construido en 1743 tiene un acervo cultural de aproximadamente 28,900 piezas repartidas en 14 salas, las cuales abarcan temas de paleontología y prehistoria; arqueología y etnología del occidente; historia de Jalisco y pintura virreinal. 
 
Para tranquilidad de los tapatíos –anunció Gómez Pineda–, la osamenta completa de un mamut de más de 10,000 años de antigüedad, consolidada con las técnicas más avanzadas para su conservación y presentación, encontrada en la población de Santa Catarina, Jalisco, en 1962 y que actualmente se exhibe en la sala de paleontología, permanecerá en su sitio por ser considerada la pieza más visitada.
 
Y es que Santa Catarina, el mamut y el museo “mantienen una relación simbiótica”, además de que la osamenta fue el parteaguas de la etapa moderna del museo, por lo que adelantó la funcionaria del INAH la posibilidad de habilitar una sala de sitio para explicar el por qué de esa correspondencia.
 
Desde el año 2000, recordó, iniciaron los primeros estudios para elaborar el proyecto de diagnóstico y renovación. Después de seis años, por fin se concretó, ahora se tiene previsto que en el 2015 concluyan las actualizaciones museográficas que van desde la prehistoria, hasta la época actual.
 
Igualmente, dijo, se planea montar una sala tipo o experimental, en la que se explique de una manera sencilla la historia de los alrededores del lago de Chapala, a través de una nueva técnica museográfica que interactúe con el público.
 
  Después de cierto tiempo, se hará una evaluación sobre la penetración que tuvo en el visitante. Los resultados obtenidos serán evaluados para hacer ajustes al proyecto original.
 
Apuntó que la reestructuración prevé servicios de calidad y elementos suficientes para promover el conocimiento, disfrute y valoración del patrimonio como medio para el reconocimiento y respeto de la diversidad cultural. Por su arquitectura, la reestructuración del Museo Regional de Guadalajara no requerirá de cerrar sus puertas al público.
 
El edificio en el que destacan cinco patios, permite su intervención por etapas; mientras se trabaja en la reparación del sistema eléctrico, muros y pisos de una sala, el público podrá visitar las otras.