Con recursos audiovisuales muestra la complejidad de los intercambios a lo largo y ancho del territorio, además de que exhibe alrededor de 900 piezas.

Una mirada a la historia de nuestro continente a partir del fenómeno de la migración, de los desplazamientos humanos, biológicos, ecológicos y culturales, es la que ofrece la muestra América Migración , distribuida en 3,600 metros cuadrados en la Antigua Nave Lewis, del Centro de Exposiciones del Parque Fundidora, en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.
 
La exposición que se presenta en el marco del Fórum Universal de las Culturas, cuenta con una importante colaboración por parte del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como de una treintena de museos y colecciones procedentes de México, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Estados Unidos y Canadá.
 
Bajo la dirección del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez y museografía de Alfonso Soto Soria, América Migración muestra mediante diversos recursos audiovisuales —proyecciones, fotografías, mapas e incluso ideas expresadas por personajes históricos y escritores— la complejidad de los intercambios sucedidos a lo largo y ancho del territorio; también exhibe alrededor de 900 piezas de carácter paleontológico, arqueológico e histórico.
 
En opinión de Alfonso Soto Soria, a partir de esta exposición, “el visitante podrá familiarizarse con el origen múltiple de los habitantes de nuestro continente, con la diversidad cultural de América y el mestizaje que la caracteriza hoy en día. Invita al público a reflexionar acerca de la importancia y el respeto a los derechos humanos y la tolerancia entre los seres humanos.”
 
“Una de las consecuencias de la globalización es la generación de tecnología y la revolución de las comunicaciones. El hombre vive ahora en una gran aldea en la que circulan forma casi inmediata productos, conocimientos e ideas, pero aún ahora se les imponen barreras a las personas para su libre tránsito".
 
“Inquietud fundamental es compartir con todos lo visitantes del mal uso que el hombre hace de los recursos naturales de nuestro continente y del planeta, lo cual puede obligar a la humanidad a migrar, abandonar nuestro planeta en un futuro no tan lejano si no detenemos el calentamiento global y el agotamiento de los recursos naturales”, expresó.
 
Abierta al público hasta enero de 2008, América Migración está dividida en 11 salas temáticas: El origen , La naturaleza migra , El hombre migra, Migración y mestizaje , La riqueza migra , La cultura migra , La alegría migra , La red de la convivencia , El conocimiento migra , Un mundo global , más Y ahora… ¿hacia dónde migraremos? 
 
Las colecciones del INAH
 
El INAH participa de manera importante en esta muestra, gracias a las colecciones prestadas —aproximadamente 150 piezas— por los museos nacionales de Antropología (MNA) y de las Culturas (MNC), de la ciudad de México, así como del Museo Baluarte de Santiago, en Veracruz; y del Museo Histórico Fuerte de San Miguel, en Campeche.
 
Del Museo Nacional de las Culturas provienen casi 120 obras, tanto arqueológicas como etnográficas, de distintas partes del continente. Entre las arqueológicas se encuentran, por ejemplo, piezas chimús e incas.

Mientras, de tipo etnográfico, incluye objetos esquimales de la costa noroeste de Canadá y Estados Unidos, así como de las llanuras de este último país. Asimismo, pueden observarse piezas de Centroamérica (Guatemala, Costa Rica, Panamá) y de Sudamérica, correspondientes a los quechuas , por citar algunas.

Luis Felipe Crespo, curador del MNC, comentó que dicho museo “es el único en América Latina de este carácter, es decir, que tiene una colección universal de antropología y de arqueología. La calidad de nuestros acervos es reconocida, por ejemplo, nuestra colección de plumaria del Amazonas — que forma parte de esta exhibición — y que corresponde a unas cabezas jíbaras, es más valiosa que la que poseen en el propio Perú.”
 
“Yo creo que América Migración refleja aspectos muy importantes, muestra cómo desde el inicio se han establecido diálogos e intercambios culturales. Los seres humanos constantemente intercambiamos códigos, símbolos, experiencias, religiosidad, formas de ver la vida y de interpretar el cosmos.”
 
“No obstante la tendencia actual de querer estigmatizar las mismas expresiones culturales y manifestaciones religiosas como las causantes de los problemas mundiales, luego de ver América Migración queda claro que son más las formas de convivencia común, que las diferencias. Nos enseña que no hay que confundir diversidad cultural con diferencias e imposibilidad de llegar a acuerdos.”
 
Por su parte, Martha Carmona, curadora de las colecciones de Oaxaca del Museo Nacional de Antropología, señaló que este recinto facilitó para América Migración una decena de piezas arqueológicas de las culturas teotihuacana, maya, mexica, y del Golfo de México.
 
Entre éstas destacan la Estela de La Ventilla —un delimitador de cancha del juego de pelota de más de dos metros de altura, compuesta por cuatro secciones—, el Disco de Chinkultik, dos figuras de jugadores de Jaina, una cabeza estucada de Palenque, un portaestandarte y representaciones de Xilomen —diosa joven mexica del maíz— y Ometochtli —dios mexica del pulque—, así como el famoso Luchador, el Jugador de Pelota, del área del Golfo.
 
“Mención aparte merece el Sacro de Tequixquiac, perteneciente a las colección de Prehistoria del Museo, se trata de un hueso sacro labrado de camélido fósil, y es la pieza más antigua que tenemos de arte mobiliar en América. Es un hueso con una antigüedad de por lo menos 12,000 años.”
 
El acervo prestado por el INAH se completa con tres piezas de oro, entre ellas un ximalli y un brazalete torcido, del Museo de Sitio Baluarte de Santiago, y un timón de ébano con la representación de un galgo enroscado por una serpiente, del Museo Histórico Fuerte de San Miguel.
 
Algunas de las instituciones que colaboran en América Migración , son, por parte de Bolivia: la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, los museos nacionales de Etnografía y Folklore, y de Arte, además del Museo de Metales Preciosos Precolombinos; de Canadá: el Musée National des Beaux-Arts du Québec; de Colombia: el Museo del Oro del Banco de la República ; de Ecuador: el Centro Interamericano de Artesanías y de Artes Populares, y los museos del Monasterio de las Conceptas, de las Culturas Aborígenes y Pumapungo del Banco Central.
 
En tanto, de Estados Unidos: el Florida Museum of Natural History y la Treasure Island Development Authority; de Perú: el Patronato Plata, y los museos Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú y Larco. De México: las Industrias Peñoles, y los museos Baluarte de Santiago, de Geología, de las Aves, Franz Mayer, Histórico Fuerte de San Miguel, Nacional de Antropología, Nacional de Arte, Nacional de las Culturas, Rafael Coronel, Universitario de Ciencias y Arte, además del Palacio de Minería.
 
Las colecciones particulares participantes son la Ballesteros (Colombia), Mauricio Fernández y Stavenhagen (México), y Barbosa-Stern (Perú).

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

El reino de Horus. La vida en el país del Nilo