Se restituirán las partes del techo que cayeron además de restaurar el muro y la columna prehispánicos que sufrieron fracturas.

Será en un par de meses cuando sea reabierta a la visita del público la Zona Arqueológica de Cacaxtla, en Tlaxcala, pero sólo en un 50 por ciento, anunció Alfonso de Maria y Campos, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), luego de señalar que tras haberse ya superado la contingencia por la caída parcial de la techumbre metálica que cubre el sitio, se ha dado paso a una segunda etapa de reactivación que comprenderá la reposición de las alas norte y sur de la gran estructura, así como el desarrollo de obras de mejora.
 
Al presentar un balance de la situación que guarda el sitio después que el pasado 21 de marzo una fuerte granizada provocara el colapso de la parte sur de la techumbre y la norte sufriera algunas averías, refirió que las estructuras prehispánicas y la pintura mural no tuvieron ninguna afectación, salvo un muro que presentó fracturas y una columna que se inclinó por el impacto, ambas ubicadas en el Edificio F, pero que serán objeto de tareas de restauración.
 
En conferencia de prensa efectuada en la zona arqueológica, De Maria y Campos precisó que de acuerdo a los dictámenes técnicos emitidos por expertos del INAH, el Instituto de Ingeniería de la UNAM y las empresas Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y Colinas del Buen, se determinó que el 80 por ciento de la techumbre está en buenas condiciones y es necesaria la restitución de las alas norte y sur afectadas por la acumulación de hasta 90 centímetros de espesor de granizo que obstruyó los desagües.
 
El titular del INAH refirió que una vez que se tuvo el dictamen de ley sobre las causas del siniestro, se procedió a la aplicación del seguro de la compañía Zurich, recursos que fueron cubiertos –con un monto total de 3.5 millones de pesos– e invertidos en las acciones correspondientes a la primera etapa de restablecimiento del sitio arqueológico.
 
Tras descartar que la caída parcial del techo se debiera a negligencia toda vez que el meteoro provocó que la gran cantidad de granizo acumulado rebasara la capacidad de peso para la que fue diseñado, además de que periódicamente se revisa la estructura metálica, De Maria y Campos puntualizó que la primera etapa o de emergencia, ya ha sido superada.
 
"A lo largo de cuatro semanas se efectuó el retiro de escombros con dos cuadrillas de trabajadores. En atención a las recomendaciones vertidas en los dictámenes se procedió al desmantelamiento del techo del área sur que se colapsó y por precaución también se desmontó el ala norte, aun cuando sólo tuvo algunas averías", agregó.
 
Abundó que para estas tareas se contrataron cuatro grúas teleféricas y se aplicaron maniobras de alta precisión que impidieron que los elementos prehispánicos sufrieran algún daño. Asimismo se realizó el recubrimiento con materiales aislantes de elementos arquitectónicos de adobe como columnas, jambas, pisos estucados y pintura mural, particularmente de los edificios A, B y F, templos de Venus y Rojo, y el mural emblemático de la zona arqueológica conocido como La Batalla.
 
"Ahora estamos en una segunda etapa de restablecimiento de Cacaxtla que comprenderá la reposición de las alas metálicas sur y norte, labor que se completará dentro de seis u ocho meses, así como la restauración del muro y columna del Edificio F que se hará con la misma técnica con que fue hecha en el pasado, ya que se tiene totalmente estudiada y documentada esta área", afirmó.
 
Durante el desarrollo de estas acciones, que se prevé representarán un costo similar al ya erogado y que también serán cubiertas por la aseguradora, De Maria y Campos adelantó que el público podrá visitar la zona en algunas de sus partes.
 
"Posiblemente en un par de meses, una vez que se hayan aislado las áreas correspondientes a los techos en reparación. Con la finalidad de reactivar el flujo de visitantes, se brindarán otras opciones de recorrido a áreas poco concurridas como la pirámide de Xochitecatl, el Museo de Sitio recientemente actualizado y una exposición fotográfica", comentó.
 
Previamente a un recorrido hecho por las espacios afectados, el director general del INAH indicó que durante esta segunda etapa de trabajos, se aprovechará para convocar a expertos de la Fundación Getty, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos-UNESCO), a un seminario en el que se analizará el problema de la techumbre que padecen los sitios arqueológicos de tierra.
 
Asimismo, adelantó que en breve el INAH firmará un convenio con el gobierno del estado de Tlaxcala, para el desarrollo de diversos proyectos de inversión en la Zona Arqueológica de Tecoaque y el Museo Regional, incluidas las tareas mejoramiento de los andadores de la Zona Arqueológica de Cacaxtla, donde se ofrecerán elementos museográficos que permitirán al público un mejor entendimiento de la historia del lugar.
 
Finalmente, De Maria y Campos comentó que se gestionará ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, además de la de Turismo, para que se pueda efectuar el mejoramiento de la señalización y la reparación de carreteras para facilitar el acceso del público al sitio, y con ello propiciar su reactivación en beneficio de las comunidades aledañas y la difusión del patrimonio nacional.

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

El reino de Horus. La vida en el país del Nilo