Imprimir

Inicia el registro de monumentos.

A fin de conservar la riqueza arqueológica que se encuentra dentro de la poligonal del Parque Nacional Tulum, en el estado de Quintana Roo, a finales del 2007 el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) comenzó un proyecto de registro, investigación y conservación de monumentos que incluye exploraciones en el sitio de Tankah, con la finalidad de abrirlo al público en tres años.



De acuerdo con el arqueólogo, Alejandro Martínez Muriel, responsable del proyecto Tankah-Tulum, durante los últimos cinco meses del año pasado, se trabajó en la limpieza y consolidación de Tankah; se avanzó en el trabajo topográfico y registro de monumentos en 100 hectáreas del Parque Nacional y se hicieron tareas de conservación y mantenimiento en la zona arqueológica de Tulum.


El sitio arqueológico Tankah se encuentra oculto entre la selva cerrada a cuatro kilómetros de Tulum, por lo que se empezó a "abrir brecha", Los especialistas trazaron una cuadrícula cada cien metros para ubicar los edificios en un plano, luego se realizó una primera limpieza con machete y se construyeron el campamento y la bodega para guardar herramientas y los posibles hallazgos.



Tankah fue explorado por William Sanders y Arthur Miller en los años 50 y 70.

Fue entonces que se hicieron trabajos de consolidación en un edificio que se encuentra junto a la carretera y que actualmente es punto de atención para los visitantes que van de Tulum a Playa del Carmen. En esa época también se exploraron los edificios 44 y 12 que contienen restos de pintura mural.


En la primera temporada de campo que finalizó en diciembre pasado, se le dio también mantenimiento a ambos edificios y la pintura mural fue limpiada y consolidada por la restauradora Mónica López Portillo.
 
 Asimismo, se le dieron  los "primeros auxilios" a otros monumentos que se encontraban en muy mal estado como lo son el 8 y el 3, mientras que el trabajo de consolidación se enfocó principalmente a la Estructura 1, que es el edificio más grande del sitio.
 
Dentro del Parque Nacional de Tulum se terminaron de explorar 100 hectáreas y ahora se procederá al análisis de la información para determinar con exactitud cuántos monumentos hay y de qué tipo
 
Cabe destacar que dentro del Parque, además de los sitios arqueológicos de Tulum y Tankah, existen una serie de edificios, albarradas, restos de casas y pequeños templos, andadores y caminos mayas.
 
Gran parte del parque está integrado por manglares, en los cuales también se hizo levantamiento topográfico y en algunos sitios fue necesario hacer calas (pequeñas excavaciones) para descartar o confirmar la presencia de vestigios.
 
Martínez Muriel explicó que en la Estructura 1 se trabajó la fachada y el templo superior. Para consolidarla, fue necesario explorar parte del Edificio 3, porque están pegaditos, del cual se liberaron los muros oriente y parte del sur. Cabe destacar que ambas construcciones se encuentran en muy buen estado de conservación.
 
El arqueólogo adelantó que para la próxima temporada de campo, prevista para este año, se tiene proyectado terminar de consolidar la Estructura 1 y posiblemente hacer calas en su interior para ver si existen subestructuras, tumbas u otros elementos arqueológicos.
 
También se trabajará en un nuevo mapa del sitio porque el que se tiene actualmente, elaborado en 1922 y ampliado por William Sanders en los años 50, es parcial. Otro aspecto importante para trabajar en la próxima temporada es la delimitación del sitio y la colocación de una maya ciclónica para su protección.
 
La brecha que se abre en Tankah para explorar el sitio también abre el camino para el conocimiento de la cultura de la Costa Oriental antes del periodo Posclásico Tardío, ya que se sabe mucho del Tardío, pero muy poco de lo que se desarrolló antes, abundó Martínez.
 
El especialista consideró que sobre los descubrimientos de huesos humanos dentro de cenotes, tentativamente fechados con 11 mil años de antiguedad, "habría que abundar en las investigaciones al respecto e indagar si hubo ruptura o si la ocupación fue continua, así como sus características".
 
Dentro de los vestigios que el arqueólogo considera factibles de encontrar una vez que inicien las excavaciones en el interior de los edificios, es que en Tankah exista epigrafía porque sus monumentos indican una ocupación del Periodo Clásico.
 
"De acuerdo con los reportes de Sanders y Miller, Tankah es anterior a Tulum, con ocupaciones desde el Preclásico; sin embargo hay un par de edificios con características del Clásico, y también hay indicios de ocupación del Posclásico Tardío, contemporáneo con Tulum.
 
Por otra parte, en Tulum se encontraron dos estelas que podrían provenir de Tankah porque no son Posclásicas, sino Clásicas", sostuvo.
 
Otro aspecto que se estudiará es la relación de Tankah con otros sitios de la época clásica, de lo cual no sabemos nada, dijo Martínez Muriel. "Hay muchas cosas por investigar pero es necesario empezar armando infraestructura".