Sector clave para comprender Monte Albán.
 

Oaxaca festeja este diciembre el XX aniversario como Patrimonio Cultural de la Humanidad con el anuncio de los trabajos de exploración del conjunto monumental de Santa María Atzompa —en el aledaño Cerro del Bonete—, con los que se busca desentrañar algunas de las incógnitas que todavía rodean a la metrópolis.
 
Nelly Robles, directora del sitio arqueológico, señaló que Atzompa —junto con los conglomerados de Cerro del Gallo, El plumaje, Monte Albán Chico y El Mogollito—, rodean el espacio principal de la gran urbe. Y una de las cuestiones a resolver será conocer si funcionaba como un “barrio” sujeto a Monte Albán o como un centro urbano independiente.
 
"Ahora que ya contamos con el mapeo del sitio de Atzompa, entendemos que su emplazamiento estaba dirigido hacia el Valle de Etla, eso quiere decir que Monte Albán estaba creciendo y que en este avance controlador, desarrolló esa parte para vigilar las zonas fértiles del valle norte de donde procedía mucho del tributo".
 
Aunque en los años 30 del siglo XX, un equipo de colaboradores de Alfonso Caso trabajó en cuatro elementos del cúmulo arquitectónico; y más tarde, se  efectuaron algunos recorridos de superficie y rescates; hasta el momento no se había implementado un proyecto de largo plazo que, en este caso, está previsto a 6 seis años.
 
En este sentido —abundó la arqueóloga—, "la iniciativa tuvo que atender de inicio, en este 2007, los cuatro conjuntos liberados por Jorge Acosta y Alfonso Caso, pues se encontraban en peligro de deterioro a causa de la actividad del pastoreo. Actualmente se trabaja en la restauración de: el Juego de Pelota I (más grande que el de Monte Albán), la Casa de los Altares, la Casa del Oriente, y el Adoratorio de la Plaza A".

"Se hizo un trabajo muy importante de ordenamiento y de limpieza de todo el sitio para que, independientemente de su exploración, pueda ser visitado y la gente empiece a comprender algunos espacios, la relación entre las plazas, acudir al mirador para observar Monte Albán. Lo interesente es que la comunidad nos acompañe en este proceso".
 
A lo largo del camino hacia Atzompa, explicó, se ubican los vestigios de una serie de casas que, a su vez, poseían terrazas de cultivo para la producción agrícola de maíz, frijol, calabaza  y otros productos de temporal.
 
Para 2008, las labores arqueológicas tendrán continuidad en la denominada Plaza A y en los otros dos Juegos de Pelota con que cuenta Atzompa, y que son de menor tamaño con respecto al que se consolidó en el presente año. También se encuentra un área de cantera —recurso explotado para la construcción de Monte Albán y el propio Atzompa— que será integrada para la definición del espacio.
 
Otro de los cuestionamientos va dirigido a tener mayores datos sobre la llamada Etapa III B-IV (700 d.C. a 850 d.C), última etapa constructiva de Monte Albán y que ha sido difícil de definir. “La ventaja que tenemos en Atzompa es que sólo es  Etapa III B-IV, es decir, que después del III A, Monte Albán se extendió y una de sus líneas de expansión fue Atzompa”, consideró Nelly Robles.
 
Cabe recordar que Monte Albán fue la primera urbe planificada del continente americano y tuvo una constante ocupación humana por más de 13 siglos, de 500 a.C a 850 d.C, cuando por razones aún no establecidas comenzó su abandono. Además es uno de los pocos sitios en el mundo donde se muestra claramente el surgimiento del Estado como un sistema de gobierno.
       
Después del abandono de la ciudad, sus ruinas fueron siempre sagradas para los zapotecas que la construyeron, así como para los mixtecos que arribaron al Valle de Oaxaca en época tardía. Estos últimos depositaron los restos de algunos personajes principales en una tumba zapoteca, la llamada Tumba VII, acompañándola de una extraordinaria ofrenda.
 
 
Visitas vespertinas y nocturnas en Monte Albán

 
La directora de la zona arqueológica de Monte Albán, dio a conocer que se trabaja con la Secretaría de Turismo del estado de Oaxaca para que las visitas vespertinas y nocturnas a la misma, sean controladas mediante el acceso de grupos reducidos. Esto se lleva a cabo a partir de las 17:30 horas, luego del cierre del lugar.
 
Por el momento, como se trata de un programa piloto, estos recorridos se realizan los martes y jueves, pero la intención es que dentro de poco, mediante el establecimiento de módulos de seguridad, se efectúe de manera permanente.
 
"Nos referimos a una visita vespertina orientada a la percepción sensorial, también desarrollamos un trayecto nocturno que destacará el conocimiento de los pueblos zapotecos y la astronomía de la NASA —a través de programa El sol nos une a todos—, modelo que se aplicará posteriormente a otros sitios".

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

El reino de Horus. La vida en el país del Nilo