Colabora comunidad de Yanhuitlán

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), coordinados por la restauradora Blanca Noval, están a cargo de los trabajos realizados a distintas piezas de arte sacro en la comunidad de Yanhuitlán, Oaxaca, perteneciente a la ruta dominica de la Mixteca, donde se encuentra uno de los templos más importantes del estado por su notable arquitectura barroca.
 
Con casi 10 años de labores en el lugar, los investigadores restauraron inmuebles como el retablo principal al que se le hicieron reparaciones en tablas, estructuras y limpieza profunda. Actualmente se trabaja en una serie de figuras humanas que representan arcángeles hechos en madera policromada, de cedro rojo y blanco, pertenecientes a los siglos XVI y XVII que presentan daños severos.
 
En la primera fase del proyecto se trabajó en la conservación preventiva, consolidación, corrección de policromías, reposición de 20 dedos entre el total de los arcángeles así como una limpieza profunda de cada una de las ocho piezas.
 
Los arcángeles, que miden 1.70 metros en promedio, pertenecen a una colección que se encuentra bajo resguardo del museo de sitio de Yanhuitlán, mismo que ocupa el antiguo convento considerado la obra cumbre de los dominicos. A pesar de que el recinto sólo recibe visitas los domingos debido al continuo robo de arte sacro, los arcángeles salen en procesión todos los años.
 
Los habitantes de la comunidad oaxaqueña los sacan de su recinto cada año en semana santa, para realizar la procesión respectiva y en realidad, aunque están custodiados en un museo del INAH, son propiedad de la comunidad, dijo Noval.
 
Este hecho es la principal causa de daños en las piezas ya que, según la especialista, son objeto de vestimentas que, a pesar de cubrir su ornamentación original, se realizan anualmente debido a costumbres arraigadas en las personas, relacionadas directamente con sus creencias religiosas.
 
Los dañan mucho, rompen sus dedos, les colocan coronas que perjudican las policromías de las caras, por lo que hicimos el compromiso con la comunidad de enseñarles cómo vestirlos siempre con respeto a las tradiciones, dando un taller donde aprendieran sobre los materiales que podrían usar para no maltratar las piezas, mencionó la especialista.
 
Se elaboraron ropajes a la medida y características de cada arcángel con botonaduras adecuadas que no ocasionaran daños así como crear conciencia en los habitantes de la comunidad sobre la conservación y los cuidados preventivos que deben dar a las figuras.
 
De igual manera, se hicieron trabajos para definir los atributos que posee cada arcángel. Según la especialista, se contrató un iconógrafo para realizar el estudio y definir si las figuras eran pasionales, hipótesis que se desechó después del análisis por parte del investigador.
 
Distintos barrios nombran una familia para que resguarde las ropas de cada uno de los arcángeles al tiempo que los nombran con apelativos mixtecos referentes a su localidad, por lo que se han hecho responsables de cada pieza.
 
Estamos por terminar los trabajos de restauración de estas figuras y procederemos a entregarlas a la comunidad una vez que hayan recobrado su belleza original, con la seguridad de que sean los habitantes de la comunidad los principales custodios de las mismas, concluyó la investigadora.
 
http://dti.inah.gob.mx

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

El reino de Horus. La vida en el país del Nilo