*** El plan se divide en tres vertientes: investigación histórica, diagnóstico e intervención


*** Este año comienza la segunda fase que incluye el registro y análisis


El ex Convento de la Purificación de Santa María Tepapayeca, erigido en 1550 en Puebla, y la zona arqueológica del mismo poblado, forman parte del proyecto de rescate que emprende el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de 2012 a 2015, el cual concluyó la primera etapa de investigación histórica y en 2014 inicia la segunda fase de diagnóstico, para posteriormente analizar las propuestas e intervenirlos.

La investigación histórica siguió el rastro de los 19 ex conventos que se edificaron en los siglos XVI y XVII en la extinta provincia dominicana de San Miguel y los Santos Ángeles, actual territorio de los estados de Puebla, Oaxaca y Veracruz, para conocer el contexto en el que se desarrolló el inmueble de Tepapayeca y su importancia dentro de la ruta de Puebla a Guatemala.

La etapa de diagnóstico consiste en registrar los bienes culturales con los que cuenta el recinto y el sitio arqueológico de Tepapayeca, su estado de conservación e historia, y analizar qué tipo de intervención requiere, además de la identificación de construcciones coloniales que se encuentran en las inmediaciones, como puentes, canales y casas.

La intervención se enfocará en acciones preventivas, protección de las estructuras, su reforzamiento y consolidación. Posteriormente se integrarán los elementos aislados (en el caso del ex convento se trata de patios, pisos, muros y pintura mural).

Asimismo, se busca darle un nuevo valor de uso a la edificación que actualmente es utilizada para actividades de la parroquia anexa. “Hace falta consolidar y acondicionar esas instalaciones quizá para tener posteriormente un pequeño museo de sitio o una sala de interpretación”, explicó el arqueólogo Arnulfo Allende Carrera, coordinador del proyecto Tepapayeca.

También se trabajará en la propuesta para vincular los recorridos del ex convento y de la zona arqueológica, a través de la actualización de las cédulas de información. De igual manera, se adecuarán los servicios de atención al visitante.

Actualmente el inmueble conserva su parroquia, que continúa abierta al culto católico, y su claustro. Por su parte, la zona arqueológica es un centro ceremonial integrado por cinco estructuras piramidales abiertas al público.

“Probablemente era la sede de una guarnición mexica del posclásico tardío, utilizada para controlar las rutas comerciales entre Izúcar, las faldas del volcán Popocatépetl y el paso hacia el actual estado de Morelos”.

El equipo de trabajo que lleva a cabo el rescate es integrado por especialistas en arqueología, arquitectura, antropología social, restauración e historia, pertenecientes al Centro INAH Puebla, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y de la iniciativa privada. También participa el Instituto Dominicano de Investigaciones Históricas, que abrió su archivo para la investigación de Tepapayeca.

Otros documentos consultados para efectuar el estudio fueron los mapas de Huaquechula, los códices Coexpala y Chalma, los datos de la historia tolteca-chichimeca y archivos parroquiales de Tlapanalá, Tepapayeca, Puebla e Izúcar de Matamoros.

Entre los 19 ex conventos que se investigaron y fotografiaron se encuentran: Ahuatelco, Tilapa, Izúcar, Pepexi, Chila, Tamasulapa, Teposcolula, Tonalá y Coixtlahuaca.

Debido a la cantidad de imágenes registradas, se organizó la muestra fotográfica itinerante Conventos de la extinta provincia dominicana de San Miguel y los Santos Ángeles, la cual se ha presentado en Tepapayeca y Huejotzingo. La exposición virtual se puede visitar en la página:
www.inah.gob.mx/images/stories/Multimedia/Interactivos/2013/noviembre/av_puebla/index.php

El recinto se construyó en 1550, fue hasta 1555 que se dedicó a Santa María y en 1603 se consagró a la advocación de la Virgen de la Purificación. Los dominicos lo mantuvieron hasta 1755. Tepapayeca fungía como sede parroquial y cabecera municipal, pero en el siglo XIX ambas se cambiaron a Tlapanalá.

Aunque Tepapayeca queda con el estatus de pueblo secundario, “para la orden religiosa sigue estando en la ruta dominica que sale de Puebla de los Ángeles, que es la sede de la provincia de San Miguel y de los Santos Ángeles, y llega hasta la mixteca oaxaqueña”, señaló el arqueólogo.

“Debido a la importancia que tuvo para los dominicos la ubicación geográfica de Tepapayeca, fue necesario documentar esa posición, de ahí surgió la idea de recorrer toda la provincia para visualizarlo territorialmente y conocer la tipología arquitectónica, así como la relación que tienen estos antiguos núcleos dominicos con los actuales ayuntamientos”.

Los dominicos fueron la segunda orden más importante en la Nueva España y tuvieron gran presencia en la antigua provincia de San Miguel y los Santos Ángeles. Fueron los primeros en tener contacto con los mixtecos-zapotecos y posteriormente la evangelización de esta región corrió por su cuenta. Gracias a ellos tenemos los primeros vocabularios y catecismos en mixteco.

La investigación histórica incluyó un registro etnográfico del ciclo ritual y festivo de la población de Tepapayeca, que comenzó el 2 de febrero con la fiesta patronal dedicada a la Purificación de María, y continuará en Semana Santa, Día de Muertos, Santa Cecilia en noviembre y la Virgen de Guadalupe en diciembre.

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Muralla de serpientes, Tenayuca, Estado de México