El evento festivo es una muestra de la riqueza cultural que floreció en Acapulco tras convertirse siglos atrás en un punto de encuentro entre América, Asia y Europa. Foto Héctor Montaño INAH

 

 

*** El secretario técnico y encargado de la Dirección General del INAH estuvo presente en la inauguración de este encuentro que llega a su décima edición

 

*** El Museo Histórico de Acapulco, Fuerte de San Diego es la sede principal dentro del programa del festival, compuesto por 83 eventos escénicos y la participación de casi 900 artistas

 

Desde la Colonia, convertido en puerto comercial indiscutible del Pacífico,  Acapulco fue el emblema de la unión de cuatro continentes, de cuatro universos culturales; más de 450 años después, el Festival La Nao hace honor a esa vocación de la bahía: la de ser un destino que hermana a los pueblos a través de la cultura, así lo expresó Diego Prieto Hernández, secretario técnico y encargado de la Dirección General del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en la inauguración de este evento que llega a su décima edición.

 

Con más de 83 actividades escénicas y la participación de casi 900 artistas locales, nacionales e internacionales que se presentarán hasta el 29 de octubre, el Festival La Nao inició su programa en el Museo Histórico de Acapulco, Fuerte de San Diego, bastión de la rica historia del puerto, donde la Ópera de Beijing interpretó la obra Don Quijote, el caballero andante, un homenaje a su autor, Miguel de Cervantes Saavedra, en el 400 aniversario de su muerte.

 

En compañía de Lin Ji, ministro consejero y jefe de la cancillería de la Embajada de la República Popular China, y del secretario de Turismo de Guerrero, Ernesto Rodríguez, en representación del gobernador de este estado, Héctor Astudillo; el antropólogo Diego Prieto rememoró cómo a través de la mar, de la navegación del Galeón de Manila, diversos mundos se encontraron en Acapulco en lo que puede considerarse la primera globalización.

 

“Este fenómeno se dio de la mano de la expansión mercantilista de Europa, por el impulso de navegantes españoles y portugueses de encontrar nuevas rutas comerciales, extender sus imperios y la religión. América constituyó la bisagra de los mundos que entonces eran conocidos por los europeos, no sabían que encontrarían este mundo intermedio.

 

“En la Nueva España, el virreinato español más importante, se encontraron cuatro universos culturales: Europa, América, Asia y África, y Acapulco es el emblema de esta unión de continentes. Por eso es tan importante este recuerdo que el Festival La Nao, de carácter internacional, evoca con los eventos que constituyen su programa, pero sobre todo recuerda estas raíces civilizatorias del mundo, habla de que esa globalización acompañada de conquista y dominación, debe traducirse en una globalización que nos conduzca a la hermandad, al enriquecimiento cultural y al entendimiento de los pueblos”, expresó el secretario técnico del INAH.

           

Ante la presencia de autoridades diplomáticas de España, Indonesia, Filipinas, Inglaterra y Colombia, Diego Prieto agradeció la generosidad del Ayuntamiento de Acapulco, toda vez que en los astilleros del Museo Naval de este puerto se construye una réplica a escala del Galeón San Pedro que siguió la ruta trazada por fray Andrés de Urdaneta, y que será donada al Museo Histórico Fuerte de San Diego.

 

El secretario de Turismo de Guerrero, Ernesto Rodríguez, hizo hincapié en que el Festival La Nao es una oportunidad de reflexionar y valorar la historia de Acapulco, mientras que el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, destacó los vínculos compartidos entre la entidad a su cargo y Guerrero, y en particular recordó que hasta el día de hoy, Taxco sigue siendo un destino previo al puerto de Acapulco.

 

Finalmente, Jesús Evodio Velázquez Aguirre, presidente municipal de Acapulco, dijo que este puerto representó la apertura del comercio, la cultura y la tradición para el mundo; un lugar que cuenta la historia del país, aquí estuvieron los insurgentes José María Morelos y Vicente Guerrero, entre otros; además de contar su devenir más actual, como fueron los años dorados de los 40 y 50, cuando era lugar de cita para luminarias nacionales y de fama internacional. “Acapulco está de pie, Acapulco vive”, exclamó.

 

Previo a la presentación de la Ópera de Beijing —parte del programa que el Festival Internacional Cervantino comparte con el Festival La Nao—, las autoridades inauguraron diversas exposiciones en distintos espacios del Museo Histórico, Fuerte de San Diego. En su sala de temporales se abrió una muestra dedicada al trabajo de laqueado de artistas chinos contemporáneos, como Wu Xiahong, Zheng Xin, Chen Yu, Wu Sidong, Chen Bing y Wei Ning. Cabe recordar que esta tradición artesanal venida de Asia dejó su huella en tierras novohispanas, que hasta el día de hoy se puede ver en las lacas de Olinalá, Guerrero, y de la península de Yucatán.

 

Asimismo, se montó una exhibición que recrea la milenaria ceremonia china del té, una más dedicada a la temprana escritura ideográfica china plasmada en algunos huesos, tantos animales como humanos, y la intitulada Del mar a la arena, exposición pictórica colectiva que alude a la travesía del Galeón de Manila que a lo largo de 250 año nutrió a la Nueva España de comercio, arte e ideología.

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (20161023_boletin_310.pdf)Boletín 310[Descargar]

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

20° Festival Barroco de Guadalupe, Zacatecas

Fotos