Imprimir

Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007

 

Considerado uno de los impulsores de la Arqueología Urbana y de la investigación sistemática para el conocimiento de la cultura mexica, a lo largo de más de 30 años, el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, será condecorado el próximo 15 de febrero con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007, máxima distinción que otorga el Estado mexicano.

El investigador emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), recibirá tal distinción en la categoría de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía, por sus contribuciones a lo largo de su trayectoria en el fortalecimiento de la identidad mexicana y proyección nacional e internacional de las culturas prehispánicas, particularmente de la mexica.

Matos Moctezuma se suma a la lista de arqueólogos del INAH que han sido galardonados con el Premio Nacional de Ciencias y Artes, entre los que se encuentran Alfonso Caso (1960); Ignacio Bernal (1969) y Román Piña Chán (1994),—estos dos últimos maestros del propio Matos—, así como el antropólogo Rodolfo Stavenhagen, egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

Maestro en Ciencias Antropológicas con especialidad en Arqueología, por la ENAH y la UNAM, las aportaciones más significativas de Matos Moctezuma se enmarcan en el diseño y coordinación en 1978 del Proyecto Templo Mayor, a través del cual se emprendieron las tareas de excavación arqueológica de este recinto sagrado de la antigua Tenochtitlan, mismo que continua vigente hasta hoy.

Como resultado de este trabajo interdisciplinario en el que participaron diversos especialistas, se logró la liberación de siete etapas constructivas del Templo Mayor y sus elementos escultóricos, el descubrimiento de más de 100 ofrendas depositadas en diversos puntos del edificio prehispánico, de las cuales se han recuperado más de siete mil objetos, así como la excavación a lo largo de tres décadas de espacios aledaños al antiguo recinto sagrado, como la Casa de las Águilas, el Adoratorio B, los templos rojos y recientemente el Predio Las Ajaracas.

El arqueólogo explicó que la ejecución inicial de este proyecto comprendió tres fases: la recolección de la información existente en las fuentes históricas; la excavación arqueológica durante cinco años y (de manera parcial) hasta hoy; y la interpretación y difusión de los datos obtenidos, tarea que continúa de manera permanente y que a la fecha se ha traducido en más de 300 publicaciones.

Paralelo al desarrollo de este proyecto, en 1991 Matos Moctezuma creó el Programa de Arqueología Urbana (PAU) con el fin de profundizar en el estudio del recinto ceremonial de México-Tenochtitlan, del cual se han recuperado más de tres mil objetos arqueológicos procedentes de excavaciones efectuadas en los trabajos de recimentación de la Catedral Metropolitana; en Palacio Nacional, la Casa del Marqués del Apartado y la Librería Porrúa, entre otros predios cercanos al Templo Mayor.

En 1987, fundó el Museo del Templo Mayor, bajo la premisa de brindar al público un panorama amplio sobre la civilización azteca, al integrar éste a la zona arqueológica, lo que permitió generar una adecuada estrategia de difusión de los resultados del proyecto de investigación. Ese mismo año impulsó el proyecto de investigación de la Zona Arqueológica de Tlatelolco, ciudad gemela de la antigua Tenochtitlan.

A su labor en torno a la cultura mexica, se suman las aportaciones hechas por Matos Moctezuma en el conocimiento de la Zona Arqueológica de Tula en sus distintos periodos (prehispánico, colonial y moderno), así como de la Zona Arqueológica de Teotihuacán donde realizó excavaciones en la Pirámide del Sol y creó el Centro de Estudios Teotihuacanos (1994).

Con más de 45 años de trayectoria profesional en el INAH, el investigador emérito señaló: “La arqueología es una disciplina de gran tradición en México y ha habido aportes significativos en los últimos años. Se ha seguido avanzando y creo que hay todo un mundo aún por investigar, lo importante en este sentido es contar con proyectos bien elaborados y fundamentados, y sobre eso trabajar”.

Además de su papel como investigador, Matos Moctezuma se ha distinguido también como formador de nuevas generaciones de arqueólogos mediante su labor docente en la ENAH, donde a lo largo de 30 años ha impartido las cátedras de Arqueología General; Historia de la Arqueología; Seminario Regional Mexica; Laboratorio de materiales, etc. Además de su participación como maestro invitado en instituciones de Francia, Francia, España, Estados Unidos, Puerto Rico, entre otras.


Cargos

1971–1973  Director de la ENAH

1971–1976 Secretario de la Sociedad Mexicana de Antropología

Presidente del Consejo de Arqueología

1986–1987 Director del Museo Nacional de Antropología

1987–2000  Director del Museo del Templo Mayor

1990–1993 Miembro de la Comisión Dictaminadora del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM

Es miembro de El Colegio Nacional; la Academia Mexicana de la Historia; la Asociación de Escritores de México; la Sociedad de Antropólogos del Caribe, etc.

 
Publicaciones

Autor de 37 libros autógrafos y coordinador de 21 obras bibliográficas entre los que destacan:

Muerte al filo de la obsidiana

Vida y Muerte en el Templo Mayor

Teotihuacan, la metrópoli de los Dioses

Los Aztecas

El Templo Mayor de Tenochtitlan

La Casa prehispánica

Las piedras negadas


Estudios Mexicas (Vol. 1,2,3)

Ha publicado 350 artículos en revistas nacionales e internacionales.

Ha impartido más de 600 conferencias en congresos, simposios y mesas redondas en México y el extranjero.

Desde 1989 coordina el Corpus Precolombino y la serie Mesoamerican Worlds
 

Distinciones

(1981) Chevalier dans I’Ordre des Palmes Académiques, Ministère des Universités, Repulique Francaise

(1982 ) Chevalier de I’Ordre National du Mérite, Repulique Francaise

(1982) Officier de I’Ordre des Art et des Lettres; Ministre de la Culture, Repulique Francaise

(1988) Socium ab Epistolis, Institutum Archaeologicum Germanicum

(1988) Orden Andrés Bello, República de Venezuela

(1989) Doctor of Sciences Honoris Causa, University of Colorado

(1992) Medalla Benito Juárez, Sociedad Mexicana de Goegrafía y Estadística

(2000) Profesor de Investigación Científica Emérito del INAH

(2002) Medalla Henry B. Nicholson. Universidad de Harvard