Con más de 120 años de existencia, la agrupación obtuvo dicha distinción.


Bien intangible del DF


ORQUESTA TÍPICA DE LA CIUDAD DE MÉXICO, PATRIMONIO CULTURAL

*** Con más de 120 años de existencia, la agrupación obtuvo dicha distinción, tras cuatro años de investigación historiográfica para la integración del expediente técnico

*** La coordinación de dicho documento estuvo a cargo del INAH, y consta de testimonios orales y material fotográfico que describe la importancia cultural de la orquesta
 

Luego de un proceso de cuatro años de investigación historiográfica que sirvió como base para la integración del expediente técnico para la obtención de la declaratoria de Patrimonio Cultural Intangible de la capital del país, la Orquesta Típica de la Ciudad de México obtuvo este nombramiento que corona una trayectoria de más de 120 años.

La coordinación de dicho documento estuvo a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) a través del antropólogo Bolfy Cottom, de la Dirección de Estudios Históricos (DEH), quien asesoró los trabajos de investigación y la redacción del expediente técnico hecho por miembros de la orquesta, documento que a su vez representa la base jurídica que da sustento a dicha declaratoria que le otorgó ayer el Gobierno del Distrito Federal.

Para el investigador, la Orquesta Típica de la Ciudad de México “será reconocida en gran medida por su trascendencia histórica, al llegar a los 126 años de existencia; por su importancia cultural como promotora de la música mexicana a nivel nacional e internacional; por la difusión que ha hecho desde su creación (en 1884) de la creatividad musical mexicana al tocar con instrumentos sinfónicos y típicos, y por el aporte a la vida cultural del DF, al convertir sus presentaciones en una tradición viva en espacios públicos como quioscos y parques”.

Cottom explicó que “para la realización de este expediente técnico, que no es sino la historiografía de la orquesta, recurrimos a la historia oral existente sobre la agrupación, por lo que se hicieron gran cantidad de entrevistas que nos permitieran anexar testimonios sobre la misma; además, también nos valimos de una gran cantidad de fotografías de álbumes particulares, que describen de manera gráfica la trayectoria histórica y la importancia cultural de la orquesta”.

Sobre el proceso de declaratoria, el investigador explicó que la Ley de Fomento Cultural del Distrito Federal establece que hay dos posibilidades de emitir declaratoria cultural a algún bien artístico: por oficio y por petición de parte.

En este caso, dijo, la declaratoria a la orquesta se logró mediante la segunda opción, luego de que varios intelectuales establecieran su derecho de solicitar el reconocimiento de la orquesta como patrimonio cultural, entre ellos: los historiadores Miguel León-Portilla, Alfredo López Austin, Guillermo Tovar de Teresa y Alejandra Moreno Toscano.

Posteriormente, durante cuatro años el especialista de la DEH coordinó los trabajos de investigación con la finalidad de crear el expediente técnico, a partir de una investigación histórica que sustenta la petición de declaratoria, documento que más tarde se entregó a la Comisión dictaminadora de la Secretaría de Cultura del gobierno capitalino, la cual falló favorablemente.

Posteriormente de la dictaminación a favor, se elaboró el proyecto de declaratoria —instrumento legal donde la Secretaría de Cultura propone a esta orquesta como patrimonio cultural—, el cual se sometió al estudio de carácter legal del Gobierno del Distrito Federal, que finalmente lo aprobó y publicó en su Diario Oficial el 21 de enero de 2011, declarando oficialmente a la Orquesta Típica como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México.

“A partir de esta declaratoria la Orquesta Típica obtendrá varios beneficios, entre los más importantes está el hecho de que el Gobierno del DF queda comprometido a garantizar presupuestalmente la existencia de la agrupación, y está obligado a la incorporación de nuevos integrantes cuando sea necesario, de manera que el conjunto musical no desaparezca por el fallecimiento o separación de algunos de sus miembros”, explicó Bolfy Cottom.

“Además —agregó el especialista del INAH—, el gobierno capitalino asignó ya una sede formal para la orquesta, la Sala “Hermilo Novelo” del Centro Cultural Ollin Yoliztli. También, el Gobierno del DF tendrá el compromiso de crear una comisión encargada de elaborar un programa de trabajo de la orquesta, lo cual le garantizará tener actividades musicales cada año; al mismo tiempo esta comisión estará vinculada con grandes centros de educación musical superior, como el Conservatorio Nacional o la Escuela Nacional de Música”.
 

 

Doce décadas de historia y música
 

A lo largo de más de 120 años, la Orquesta Típica de la Ciudad de México ha sido testigo de la historia nacional que se ha entrelazado con los sones, polkas y mazurcas que ejecuta con instrumentos sinfónicos o clásicos, y los típicos —que la distinguen de otros conjuntos musicales de su tipo— como el teponaxtle, el salterio tenor y soprano, el bandolón, el bajo sexto, la vihuela, la guitarra de siete cuerdas, la marimba chiapaneca, el raspador, los silbatos de agua y el huehuetl.

“La Orquesta fue creada en 1884 por el músico italiano Carlos Curti, quien desde muy temprana edad llegó a México. Este primer conjunto musical estaba integrado por 14 o 16 músicos, que habían pertenecido al ya desaparecido Conservatorio Imperial de la Ciudad de México”, comentó la violinista Odette Waller.

“Este conjunto musical ha sido medular en diferentes épocas de la historia del país, por ejemplo, durante el Porfiriato (1877-1911) fue la agrupación predilecta del gobierno, por lo que su música se escuchaba en todas las tertulias y reuniones de la élite social de aquella época”, abundó Bolfy Cottom.

“Así mismo, añadió el investigador del INAH, la orquesta acompañó los eventos importantes de la campaña presidencial del entonces candidato Lázaro Cárdenas. En 1938, ya estando él como presidente, la orquesta tocó alrededor de 12 horas seguidas para amenizar la recolecta de bienes del pueblo mexicano para pagar la indemnización por la expropiación petrolera”, comentó el antropólogo del INAH.

Destacó que la orquesta ha sido representante y promotora turística de la cultura mexicana a nivel internacional, al presentarse —en diferentes años y repetidas ocasiones— en Canadá, Estados Unidos y América Latina, donde cultivó admiración y reconocimiento.

De ahí en adelante, la Orquesta Típica de la Ciudad de México se presentó en toda la República Mexicana, tanto en ferias de libro, jornadas académicas y artísticas, eventos gubernamentales, como en fiestas populares y pequeñas exhibiciones en quioscos y parques.

Actualmente la orquesta está integrada por 91 personas, entre músicos, coristas y personal de instrumental, que son dirigidas por el maestro Jesús Galarza Acosta desde 2007. Todos ellos al paso del tiempo han interpretado más de mil 300 piezas musicales que hacen referencia a las expresiones de la música mexicana de cualquier época, y de música clásica popular.

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Mayapán