Foto: INAH/ PrensaEn el Patrimonio Mundial de la UNESCO

 

Con la inscripción en 1987 de los primeros seis sitios en la Lista de Patrimonio Mundial, México se ha mantenido durante dos décadas como el primer país de América con el mayor número de bienes culturales con dicha declaratoria de la UNESCO, que a la fecha suman un total de 27.

La incursión de nuestro país en el listado mundial inició el 11 de diciembre de 1987, con la declaratoria en el rubro de bien cultural de la Ciudad Prehispánica y Parque Nacional de Palenque; la Ciudad Prehispánica de Teotihuacan; el Centro Histórico de Oaxaca y la Zona Arqueológica de Monte Albán; el Centro Histórico de México y Xochimilco; el Centro Histórico de Puebla y Sian Ka’an (Reserva de la Biosfera de Quintana Roo), este último en la categoría de sitio natural.

Al hacer un balance sobre este suceso a 20 años de distancia, Francisco López Morales, titular de la Dirección de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), señaló que si bien México ha logrado mantenerse a la cabeza en el continente con el mayor número de bienes inscritos, la labor para obtener esta distinción es cada vez es más ardua, debido a los cambios sustantivos que se han dado en la serie de requisitos que hay que cubrir para obtener una declaratoria, relativos a la autenticidad e integridad y por supuesto el estado de  conservación del sitio.

“Hoy los requerimientos para inscribir un bien han cambiado radicalmente, hay un enorme trecho no sólo porque hay que cumplir en su totalidad los criterios que se exigen, sino además dar pruebas fehacientes de la autenticidad e integridad del sitio y sustentar que no tiene ningún tipo de controversia”, aseveró.

Mientras que hace 20 años la formulación de un expediente técnico estaba constituido por 10 ó 15 cuartillas que se preparaban en un par de meses, hoy este ejercicio no se realiza en un periodo menor a un par de años.

“Hacia 1987, cuando se inscribieron los primeros sitios mexicanos, los requisitos a cubrir eran mínimos porque no había que sustentar cada uno de los criterios y la información histórica era la elemental, mientras que hoy no puedes presentar un documento digno de revisión sin que pasen como mínimo dos años, además que ahora implica la intervención de diversos especialistas y la disposición de recursos”, abundó López Morales.

En la actualidad son 10 los criterios establecidos por el Comité de Patrimonio Mundial para inscribir un bien, seis de estos aplicables a los sitios culturales y cuatro a los naturales. Cada uno de ellos debe estar íntegramente sustentado en base a tres aspectos elementales: ser un bien de valor universal excepcional; su autenticidad e integridad referente a que no han registrado cambios desde su creación y su comparación con bienes similares del mundo que permitan sustentar que se trata de un ejemplo único o extraordinario.

El especialista del INAH añadió que otro de los requisitos que ahora son elementales es el relativo a los planes de manejo y gestión que anteriormente sólo se cubrían a título indicativo. “Hoy no, porque se exige que presentes un plan rector para su conservación e incluso que ya se esté aplicando y en la medida de lo posible referir los recursos con que se cuenta para su ejecución”.

“Es decir que ahora una propuesta para inscripción como patrimonio mundial es un trabajo complejo, principalmente en lo concerniente a los sitios naturales, ciudades históricas y paisajes culturales, por ser temas que revisten una complejidad mayor”, aseveró.

 
El equilibrio de la lista y la representatividad

Acorde con los nuevos lineamientos marcados por el Comité de la UNESCO, orientados a generar una Lista de Patrimonio Mundial equilibrada y confiable, a través de nuevas categorías y sitios con escasa representación, en los últimos años México se ha dado a la tarea de analizar y proponer bienes hacia aquellos rubros menos abarcados.

Patrimonio prehistórico, paisajes culturales, arquitectura moderna, itinerarios culturales  y sitios industriales, son algunas de las subcategorías en las que nuestro país ha comenzado a explorar.

Al respecto, el director de Patrimonio Mundial puntualizó que hoy una nación esta obligada a presentar nuevas candidaturas en las que no haya estado inscrita. “En el caso de México, por ejemplo, hoy sería difícil tratar de inscribir un Centro Histórico puesto que en la lista de los 27 sitios declarados, ya se tienen siete de esta naturaleza". Asimismo,  las zonas arqueológicas suele ser también un proceso difícil porque ya están ampliamente representadas, dijo.

Lo anterior representa un reto, porque en el proceso de identificación de un bien para esas subcategorías, el criterio de valor universal suele ser complicado justificar. “Por ejemplo, en el caso de Boca de Potrerillo, sitio de cazadores recolectores de la zona norte del México, nos enfrentamos con el desafío de ver cuáles son las delimitaciones que tiene que hacer el INAH para preservarlo en toda su integridad y ver que no haya fuerzas ni mercado que provoquen que ese lugar se altere”, comentó.

En este sentido, el equilibrio del listado mundial por parte de México se ha basado en un redireccionamiento en la selección de los bienes susceptibles de ser propuestos ante la UNESCO. “Se ha hecho un gran esfuerzo para incorporar nuevas categorías como en el caso de sitios de la prehistoria, itinerarios o rutas y paisajes culturales, que cuentan con un valor importante cultural e histórico”, mencionó López Morales.

Uno de los primeros pasos para ello, —continuó—, se ha dado por medio de la incorporación de este tipo de sitios en la Lista Indicativa de México, que se trata del instrumento clave de planeación, donde por mencionar algunos ejemplos en los renglones de itinerarios culturales y bienes mixtos, se incluyen la Ruta Huichol o la Reserva de la Biosfera de Banco Chinchorro, respectivamente.

Entre los primeros logros de la incursión de México en las nuevas subcategorías, se dio en el 2006 con la inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial del Paisaje Agavero y las Antiguas Instalaciones Industriales  de Tequila, en el rubro de Paisajes Culturales, así como la Casa Estudio Luis Barragán (2004) y el Campus Central de Ciudad Universitaria (2007), en patrimonio moderno.

Finalmente, el director de Patrimonio Mundial, anunció que bajo esta mista tónica, para el 2008  en la reunión del Comité que se celebrará en Québec, Canadá; México propondrá como candidaturas para su inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial, a la Reserva de Biosfera de la Mariposa Monarca, así como la Villa Protectora de San Miguel el Grande y el Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco.

 
Bienes Mexicanos Inscritos en La Lista De Patrimonio Mundial

1.      Sian Ka’an (1987)

2.      Ciudad Prehispánica y Parque Nacional de Palenque (1987)

3.      Centro Histórico de México y Xochimilco (1987)

4.      Ciudad Prehispánica de Teotihuacan (1987)

5.      Centro Histórico de Oaxaca y Zona Arqueológica de Monte Albán (1987)

6.      Centro Histórico de Puebla (1987)

7.      Villa Histórica de Guanajuato y minas adyacentes (1988)

8.      Ciudad Prehispánica de Chichén Itzá (1988)

9.      Centro Histórico de Morelia (1991)

10.  Ciudad Prehispánica de El Tajín (1992)

11.  Santuario de las Ballenas de El Vizcaíno (1993)

12.  Centro Histórico de Zacatecas (1993)

13.  Pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco (1993)

14.  Primeros Monasterios del siglo XVI en las faltas del Popocatépetl (1994)

15.  Ciudad Prehispánica de Uxmal (1996)

16.  Zona de Monumentos Históricos de Querétaro (1996)

17.  Hospicio Cabañas, Guadalajara (1997)

18.  Zona Arqueológica de Paquimé, Casas Grandes (1998)

19.  Zona de Monumentos Históricos de Tlacotalpan (1998)

20.  Zona de Monumentos Arqueológicos de Xochicalco (1999)

21.  Ciudad Histórica fortificada de Campeche (1999)

22.  Antigua ciudad maya de Calakmul (2002)

23.  Misiones franciscanas de la Sierra Gorda de Querétaro (2003)

24.  Casa Estudio Luis Barragán (2004)

25.  Islas y áreas protegidas del Golfo de California (2005)

26.  Paisaje Agavero y las Antiguas Instalaciones Industriales de Tequila (2006)

27.  Campus Central de Ciudad Universitaria (2007)

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

El reino de Horus. La vida en el país del Nilo