Imprimir


 

Galardonado con dos Pantallas de Cristal, al mejor diseño de arte y mejor animación



El Galeón de Manila es un corto animado que tiene una duración de 14 minutos. Narra el recorrido marítimo que siguió la llamada Nao de China, que fue la ruta comercial más larga que existió en el mundo -más de siete meses de travesía-, y la que más tiempo duró -250 años-, entre México, Filipinas y España.

Las rutas de navegación entre el viejo continente y el Nuevo Mundo, fueron objeto de una serie de exploraciones. Los aventureros de la mar comenzaron a develar los secretos de las corrientes del Océano Pacífico y se adentraron en sus misterios, caracterizados siempre por su valentía, arrojo, lealtad y ambición, que se convirtieron en los móviles principales.

Varias expediciones se embarcaron desde México. Una de ellas fue comandada por López de Villalobos, que arribó en 1542 a las Islas Filipinas, nombradas en honor del Rey Felipe II. A partir de entonces, faltó por resolver la forma de descubrir la ruta de regreso.

La navegación de ida, aprovechó la corriente ecuatoriana hasta las Islas Marianas donde se estableció una escala para abastecerse de comida y agua, para luego concluir el viaje hasta el archipiélago filipino. Dos décadas después, el agustino Andrés de Degurganeta encontró el camino de regreso.  El recorrido subía por las costas de Japón para encontrarse con las corrientes de regreso, y bajaba hasta encontrar el litoral de California, para llegar a la Bahía de Acapulco.

Fue un acontecimiento extraordinario que marcó una ruta sin precedente. Cada año zarpó un galeón desde Acapulco cargado de plata mexicana y peruana, en lingote y acuñada.  El Océano Pacífico se convirtió entonces en conducto de un importante intercambio. Así también lo fue el Océano Atlántico. Eran más de siete meses de travesía para llegar de Filipinas al Nuevo Mundo y, después, a España.

Las mercancías transportadas fueron diversas, como pimientas y especias, perfumes, porcelanas chinas, telas de seda, marfiles, baúles, tesoros de China, Persia, India y Japón. En México, los objetos tenían como destino la capital de la Nueva España, el Virreinato del Perú y una ruta que hacía escala en Puebla y Jalapa.

El punto final era el Puerto de Veracruz, para luego viajar a Cádiz o Sevilla, en España. Otra larga travesía seguía La Nao de China en aguas del Océano Atlántico, cuya ruta persistió entre los años 1565 hasta 1815. El Galeón de Manila, siervo de tres continentes, es un documental dedicado a niños y jóvenes, el 95 por ciento de su contenido total está realizado en animación. El diseño de arte y la animación estuvo a cargo de Emilio Cantón. Es una producción del INAH, de 2007.