Vestigios prehispánicos en Mérida

Los dos entierros humanos representan los primeros de esa época que se descubren en la capital de Yucatán.


De la antigua cultura maya


HALLAN POR VEZ PRIMERA VESTIGIOS PREHISPÁNICOS EN MÉRIDA

*** Los dos entierros humanos descubiertos hace unos días por arqueólogos del INAH, representan los primeros de esa época que se descubren en la capital de Yucatán

*** Se estima que tienen una antigüedad de alrededor de 2,000 años, y podrían corresponder a un asentamiento de lo que fue la región maya de Joo

 
El par de entierros mayas, descubiertos hace unos días por arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), en el Centro Histórico de Mérida, Yucatán, representan los primeros de la época prehispánica, que se hallan en la capital de esa entidad, cuya antigüedad se estima en alrededor de 2,000 años, y podrían corresponder a un asentamiento de lo que fue la antigua región de Joo de esa civilización.

Así lo señaló el arqueólogo Ángel Góngora Salas, de la delegación del INAH en Yucatán, al explicar que otras osamentas encontradas anteriormente en Mérida datan del periodo colonial y etapas posteriores, de ahí la relevancia de los dos entierros humanos encontrados recientemente en el Parque Hidalgo de la capital yucateca.

El especialista explicó que se trata de dos entierros mayas, probablemente de los periodos Preclásico Medio y Tardío (600 a.C. – 250 d.C.). En uno de ellos, el esqueleto se encontró entero y acompañado de cerámica, mientras que el segundo —del cual se hallaron restos de huesos calcinados y cenizas—, estaban dentro de una vasija, por lo que se piensa que se trató de una cremación. Con estos descubrimientos los investigadores tienen los primeros elementos para el estudio de costumbres funerarias mayas en esa área de la ciudad meridana.

Los hallazgos se registraron a una profundidad de poco más de dos metros, en uno de los pozos de excavación que supervisan arqueólogos del INAH, en el Parque Hidalgo, ubicado a 100 metros del Zócalo de Mérida, con motivo del cambio del sistema de cableado al aire libre por uno subterráneo.

Góngora Salas, responsable de los trabajos arqueológicos en el Centro Histórico de Mérida, detalló que el esqueleto entero se localizó en buen estado de conservación. Al parecer pertenece a un individuo de sexo masculino que fue sepultado en posición de cuclillas y con las manos en la cabeza.

“Muy cera de este entierro descubrimos el otro, que estaba dentro de una vasija  casi completa, los restos humanos depositados en el interior de la pieza de cerámica parecen haber sido incinerados, por lo que tenemos la hipótesis de que se trata de un entierro secundario, es decir que el individuo fue inhumado en otro sitio, de donde más tarde lo desenterraron para cremarlo y guardarlo en la vasija, conforme a la tradición maya”, explicó Góngora.  

Sin embargo, advirtió el especialista que habrá de esperar el resultado de análisis óseos de los antropólogos físicos para determinar con exactitud si se trata de un entierro secundario y a qué etapa cronológica corresponden ambos.

De manera preliminar —dijo—, la antigüedad de los  dos hallazgos se ha calculado entre 600 a.C. y 300 d.C., esto de acuerdo con las características de la cerámica asociada a los restos humanos, que corresponde a los periodos Preclásico Medio y Tardío de la cronología maya.

Ángel Góngora recordó que la ciudad de Mérida fue construida en la época colonial, sobre un asentamiento prehispánico de lo que fue la región maya Joo, de manera que los vestigios descubiertos en esa área, deben pertenecer a ese asentamiento indígena que existió ahí siglos antes de la llegada de los españoles.

El arqueólogo del INAH Yucatán detalló que ambos entierros están relacionados con fragmentos de cerámica encontrada en los estratos más bajos de la superficie; sin embargo el entierro completo estaba acompañado de una vasija casi entera, que tiene incisiones y engobe color naranja.

La vasija que contiene los restos incinerados, también está casi completa, y se encontró junto con fragmentos de vasijas más pequeñas, como parte del contexto funerario.

Asimismo, añadió, en el Parque Hidalgo también se han descubierto fragmentos de cerámica que data de los siglos XVI y hasta principios del XIX; dichos materiales se han encontrado revueltos, por lo que se piensa que formaron parte de un relleno constructivo para nivelar el suelo y edificar encima.

“A partir de un metro 80 centímetros de profundidad empezamos a descubrir los materiales prehispánicos, aunque no podemos asociarlos a alguna construcción de la misma época, porque nuestras excavaciones no son tan amplias, y se limitan a los puntos donde se necesita ocultar debajo de la superficie alguna instalación eléctrica”.

Además del Parque Hidalgo, el INAH hace excavaciones en el zócalo de la ciudad, el Pasaje del Congreso, el Parque de la Madre y en varias calles del Centro Histórico de Mérida, entre ellas la 57, 59 y 65.

Góngora informó que en el Pasaje del Congreso se encontró parte de un muro de la época colonial; en tanto que en el zócalo se ha rescatado gran cantidad de material arqueológico, cuya antigüedad va desde el contacto con los españoles hasta principios del XIX, como pedazos de loza, cerámica, fragmentos de metales, barro, porcelana, restos de herraduras, así como dos botones de concha nácar, todo se ha encontrado revuelto y como parte de un contexto de relleno.

También, en los estratos de tierra más profundo hasta ahora excavados en el zócalo, se han encontrado fragmentos de cerámica maya del periodo preclásico, pero a diferencia de los encontrados en el Parque Hidalgo, parecen ser material de relleno.

Entre los hallazgos en el zócalo, Góngora destacó los vestigios de un muro que  probablemente sea el límite de una traza antigua del parque, tal vez de la época colonial o de finales del siglo XIX.

Finalmente, el especialista destacó que las excavaciones que se hacen en el Centro Histórico de Mérida, se realizan de manera planeada y controlada, y en coordinación con el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Obras Públicas, así como con el Ayuntamiento de Mérida mediante la Dirección de Obras Públicas, como parte del proyecto de remodelación de este espacio de la ciudad yucateca.

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

Memoria de milagros