EL EDURECIMIENTO DE LEYES DE MIGRACIÓN. Patrik Chapette. Foto: Mauricio Marat. INAH

*** Plumas fronterizas reúne 44 obras de artistas de diversos países, quienes desde el humor mueven conciencias en torno al muro fronterizo

 

*** Es generada por la Red de Alianzas Francesas de México, y se inserta en su temporada cultural “Los muros: entre frontera y libertad de expresión”

 

 

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Museo Nacional de las Culturas del Mundo (MNCM), recibió la exposición Plumas cruzadas. La caricatura como herramienta de diálogo, la cual reúne 44 obras de artistas de diversos países que, desde un humor disidente, abordan y despiertan conciencias sobre la política antimigrante, a partir de un símbolo: el muro fronterizo entre México y Estados Unidos.

 

Enmarcados en la “era Trump”, el proyecto que derivó en estos cartones de miradas multifocales sobre una problemática que se expresa de forma regional, pero cuyos orígenes traspasan océanos, fue generado en 2020 por la Red de Alianzas Francesas de México, mediante su temporada cultural “Los muros: entre frontera y libertad de expresión”.

 

En la apertura de la muestra, la directora del MNMC, Alejandra Gómez Colorado, expresó que los artistas invitados exploraron la frontera como realidad física, pero también como tema de imaginación y campo de experimentación que propicia la explosión de proyectos.

 

“Estas caricaturas tratan un tema complejo: los muros que nos están dividiendo, y el Museo Nacional de las Culturas del Mundo espera ser un espacio de reflexión sobre estas divisiones, para trascender las violencias que enfrentamos y, por desgracia, se recrudecen día tras día”, expresó la antropóloga al agradecer el apoyo de la Embajada de Suiza en México, de ONU Mujeres y de los equipos de Diseño, Museografía y Difusión del propio recinto, para la realización de la exposición.

 

Para el delegado general de la Federación de Alianzas Francesas de México, Cyril Anis, las viñetas han sido y seguirán siendo un potente medio para editorializar las realidades que nos sacuden en lo colectivo, de forma que las caricaturas que integran Plumas cruzadas pueden ya considerarse históricas porque fueron ideadas durante la gestión del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se caracterizó por azuzar el odio hacia los migrantes, desde el planteamiento sobre política exterior: America first (“América primero”, en español).

 

La red de Alianzas Francesas en México –dijo- ha impulsado iniciativas de cuestionamiento al muro fronterizo, con el propósito de crear un verdadero puente entre culturas, alentando el diálogo, la diversidad y los intercambios culturales para el debate de ideas, de ahí su temporada cultural “Los muros: entre frontera y libertad de expresión”.

 

Caricaturistas y moneros fueron invitados a ejercer esta crítica profunda, desde la indignación, la ironía y la lucidez. Se trata de artistas conocidos por su colaboración en medios: el suizo Patrick Chappatte, los mexicanos Ángel Boligán, Chavo del Toro, Cintia Bolio, Darío Castillejos y Rapé; y los estadounidenses Ann Telnaes, Kevin Kallaugher, Clay Bennett, David Horsey, Jeff Danziger, Matt Wuerker, Nick Anderson y Rob Rogers.

 

En la inauguración de la exposición, a la que también asistió la representante de ONU Mujeres en México, Belén Sanz Luque, el embajador de Suiza en México y en Belice, Pietro Piffaretti, volvió al punto de la fuerza de la imagen, “una herramienta de comunicación impactante y eficaz. El humor gráfico que protagoniza esta exhibición muestra ese poder.

 

“Las caricaturas abordan un tema que recorrió el mundo: el muro para dividir México y Estados Unidos. Desafortunadamente, esa idea se ha ido replicando en el orbe, bajo la falsa idea de que estos pueden impedir procesos históricos. Todos somos actores de estos procesos que representan un desafío civilizatorio, y sabemos que los muros no sirven de nada, salvo para polarizar, por lo que debemos enfrentar las causas estructurales de esta problemática. Nadie deja su casa y su país por voluntad propia, si no se ve forzado a hacerlo”, finalizó el diplomático.

 

Plumas cruzadas. La caricatura como herramienta de diálogo puede visitarse en la segunda planta del Museo Nacional de las Culturas del Mundo (calle Moneda N° 13, Centro Histórico de la Ciudad de México) hasta el 25 de agosto.

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (Boletín 236.pdf)Boletín 236.pdf[Descargar]

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

Kora, un instrumento africano