Educación familiar y educación formal, dos procesos sociales que han reforzado la discriminación por razones sexuales

 

La educación superior tiene la obligación de ser ejemplar en las relaciones de género sobre todo en aquellas disciplinas cuyo objeto de estudio es el hombre, no obstante desde tiempos ancestrales la educación ha sido dogmática y conservadora en nuestro país.

 

Al participar en la VI Semana Cultural de la Diversidad Sexual que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) lleva a cabo en el puerto de Manzanillo, Colima, el doctor Javier García de Alba, investigador de la unidad de investigación social del Instituto Mexicano del Seguro Social de Jalisco y doctor en antropología, hizo un recuento del papel de la educación que reforzó la discriminación.

 

Se pronunció por la necesidad de incorporar un discurso integral sobre diversidad sexual, discriminación y derechos en el proceso de formación curricular de médicos, enfermeras, psicólogos, sexólogos, educadores y abogados.

 

La maestra especializada en libre expresión creativa, Ana Rosa García de la secretaría de Educación de Colima, dijo que en el tema de educación sexual en la familia hay elementos simples que de tanto repetirlos ya no se toman en cuenta, pero que si pueden ser de gran trascendencia en la vida sexual de un individuo.

 

Es común que una persona se asuma integralmente en muchos terrenos, pero en todo lo que está relacionado con la sexualidad se reprima, pues esta dimensión humana se estigmatiza hasta la creencia de que el sexo es sucio y pecaminoso, todo ello reafirmado por la familia y los medios de comunicación.

 

Tanta es la negación que a las partes del cuerpo relacionadas con la sexualidad no se les llama por su nombre, se utilizan palabras alternas, como algo circunstancial y no se les da la importancia que deben tener.

 

La familia es la principal represora en los temas del conocimiento sexual del individuo con términos agresivos como pervertidos, sucios cuando desde niño el ser humano explora su cuerpo. Los padres no se dejan ver desnudos por sus hijos y los niños no pueden andar desnudos por su casa, “lo cual debería ser un ejercicio interesante”.

 

Planteó que la información sexual que se ofrece en la familia para los niños debe ser clara y precisa, las preguntas que ellos hagan deben ser respondidas en forma clara y concreta; recomendó no ofrecer más información de la que piden.

 

Otro factor que impide un buen desarrollo de lo erótico y lo sexual en la familia es su concepción como una dimensión cuyo único fin es la procreación, y eso excluye el acto amoroso normal que debe existir entre la pareja más allá de la reproducción.

 

Si no nos libramos de los tabúes morales y religiosos sobre la sexualidad, no generaremos conductas sociales sanas, seguiremos teniendo violadores, reprimidos sexuales y mucha intolerancia.

 

La justicia aún tiene cuentas pendientes con los ciudadanos gays, lesbianas y transexuales, señaló a su vez Marco Antonio Pérez, representante de la red Democracia y Sexualidad.

           

El activista mencionó que a pesar de los avances que se han logrado en Colima para reconocer los derechos humanos de las personas con orientaciones e identidades sexuales distintas a la heterosexual, hoy día se enfrentan al estigma en diversos ámbitos de la vida social.

 

Indicó que, según la encuesta realizada en 2001 por la empresa Proyecta y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) sobre el balance de las políticas públicas, el 88 por ciento de los jóvenes pugna por respetar las preferencias sexuales.

 

No obstante, de acuerdo a la Encuesta Estatal “Los valores de los colimenses”, también hecha en 2001, cerca del 69 por ciento de la población no aceptaría que un homosexual viviera en su casa, añadió.

 

Ante funcionarios e integrantes de la sociedad civil organizada, Pérez propuso impulsar la Ley Estatal para Prevenir y Erradicar la Discriminación, reformar el Código Penal local para tipificar los crímenes de odio, realizar campañas contra la homofobia y actualizar los reglamentos de Policía y Buen Gobierno a fin de evitar violaciones a las garantías constitucionales de gays, lesbianas y transexuales.

 

Asimismo, planteó una reforma a la Norma Técnica del Ejercicio de la Prostitución, que en su artículo séptimo dice: “Queda absolutamente prohibida la presencia de disponentes originarios del sexo masculino disfrazados de mujer ya sea en calidad de homosexual activo o pasivo, al que se encuentre violando esta disposición será responsable por el delito de fraude.”

           

Además, dijo que el Congreso estatal necesita legislar en materia del reconocimiento jurídico de las diversas formas de convivencia.

 

Por su parte, el secretario de Salud local, José Salazar Aviña, afirmó que los servicios actuales de dicha dependencia gubernamental pretenden ser incluyentes, de calidad y están comprometidos con la erradicación de la discriminación, la promoción del sexo seguro y la atención de la homofobia como una enfermedad que merma a ciertos sectores de la población.

 

No obstante, la erradicación de la homofobia, precisó, es un asunto que debe llevarse a cabo de forma integral entre todas las dependencias de gobierno.

Atención a medios de comunicación

 

Gabriel Ulises Leyva Rendón

Director de Medios de Comunicación


Arturo Méndez

Atención a medios de comunicación

arturo_mendez@inah.gob.mx

artest26@yahoo.com.mx

Ext. 417511

 

Foto del día

Zona Arqueológica Arroyo Seco. EDO.GTO.

 

Foto del día

Zona Arqueológica de Teotenango