Tendrá un presupuesto anual aproximado de un millón de dólares para sede en Zacatecas.

 

El Instituto Regional del Patrimonio Mundial, que se creará en Zacatecas, con auspicio de la UNESCO, tendrá como objetivos la protección, conservación y salvaguardia del patrimonio cultural y natural, así como impulsar la investigación científica y la difusión de los bienes de la región de Centroamérica y el Caribe.

El también llamado Centro Categoría 2 comenzará sus funciones en enero de 2010, con un presupuesto anual de un millón de dólares, y con sede en un inmueble del siglo XVIII denominado la Casa del Conquistador, que perteneció al español Juan de Tolosa y actualmente alberga a la Secretaría de Planeación y Desarrollo Regional, ubicado en el Centro Histórico de la ciudad de Zacatecas.

El Centro estará supervisado por un comité renovable cada dos años compuesto por un representante del gobierno del estado de Zacatecas, del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), de las secretarías de Educación Pública, Relaciones Exteriores, y Medio Ambiente; del director general de la UNESCO, y nueve representantes de los Estados miembros de la región de Centroamérica y el Caribe.

En particular, esta sede de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) tendrá como función principal la formación de técnicos especializados y ofrecerá asesoría para la elaboración de listas indicativas e informes periódicos sobre el estado de conservación de los sitios declarados patrimonio mundial en la región.

México, con 29 sitios inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial, ocupa el primer lugar en América, y a lo largo de su participación en las convenciones de la UNESCO ha manifestado plenamente su interés y compromiso de participar en las políticas de conservación.

La Dirección de Patrimonio Mundial del INAH indicó que la creación de este instituto regional en Zacatecas es la confirmación de que México está cien por ciento comprometido con la UNESCO en estos temas.

Eso va a generar un mayor flujo de comunicación, asesorías y apoyo técnico por parte del Centro de Patrimonio Mundial hacia México para la conservación de sitios, y permitirá a México mantener el liderazgo —que tiene desde hace tiempo— con el apoyo de organismos, como la Oficina Regional de la UNESCO en La Habana.

Entre las acciones que emprenderá este Centro —abundó la dependencia del INAH— estarán la asesoría para la elaboración de expedientes técnicos de los sitios candidatos a ser incluidos en la Lista de Patrimonio Mundial. México está considerado como uno de los países de avanzada en la presentación de expedientes porque ya lleva mucho camino andado en ese tema.

Asimismo brindará orientación en la formulación de planes de manejo para la  conservación de los sitios, por lo que el centro tendrá que desarrollar un curso metodológico para la realización de estos esquemas.

Como proyectos inmediatos, el instituto zacatecano colaborará subregionalmente para avanzar en el proceso de nominación de una zona mixta en Guatemala, llamada El Mirador, y reforzará los lazos de cooperación técnica entre los países involucrados en toda el área maya.

Otras de sus tareas serán afianzar la cooperación internacional entre los Estados miembros de la región, contribuir a un desarrollo sostenible mediante la gestión adecuada de los sitios patrimonio mundial, e impulsar la investigación sobre el patrimonio cultural y natural, dándole prioridad a los sitios y bienes inscritos en la lista.

Las instituciones que participarán con asesoría técnica para el centro son el Conaculta, el INAH, el INBA, la UNAM, la Universidad Autónoma de Zacatecas, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, la Fundación Mexicana para la Educación Ambiental A.C. y el Instituto Zacatecano de Cultura.

También, están el Centro Nacional de Conservación, Restauración y Museología de La Habana, Cuba; las cátedras UNESCO; la Asociación Internacional de Arqueología del Caribe; la Dirección Regional de Asuntos Culturales de los Territorios Franceses de Ultramar en el Caribe; el Centro Agronómico Cultural Tropical de Investigación y Enseñanza de Costa Rica; la Unión Internacional de Conservación —que evalúa las candidaturas de sitios naturales para ser inscritos en la Lista—, el Instituto de Conservación de Roma, y el ICOMOS.

La creación de un Centro Categoría 2 en Zacatecas fue aprobada de manera unánime por los 197 Estados que integran la Comisión de Cultura en la 35 Asamblea General de la UNESCO. Las gestiones iniciaron el pasado 19 de junio cuando el gobierno mexicano presentó oficialmente la solicitud.

En julio se realizó una misión de evaluación con representantes del Centro de Patrimonio Mundial de UNESCO, del ICOMOS Internacional y de la Dirección de Patrimonio Mundial del INAH para hacer el estudio de factibilidad.

A finales de agosto, se llevó a cabo una reunión de expertos en Zacatecas, con representantes del más alto nivel del gobierno mexicano y expertos regionales de Centroamérica y el Caribe. En septiembre, se analizó la propuesta en la 182 sesión del Consejo Ejecutivo de la UNESCO.

Con estos antecedentes, se llevó a cabo la votación el pasado 17 de octubre en París, Francia, donde se aprobó la creación de este instituto, al igual que del Centro Regional Árabe para el Patrimonio Mundial, en Bahrein; el Centro Regional de Formación en Gestión del Patrimonio, en  Río de Janeiro, Brasil, y los Fondos Africanos del Patrimonio Mundial. El centro de  Brasil trabajará en el área de Sudamérica.
 

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Fototeca Nacional, 42 años de cuidar el patrimonio visual