Significado

Se denominó como Teopantecuanitlán debido a un cerro aledaño a la zona arqueológica. En náhuatl se traducido como “El lugar del templo de los dioses jaguares.

 

Importancia Cultural

El sitio se localiza a 8 km., de la confluencia de los ríos Mezcala y Amazuac. Su importancia radica en ser el único asentamiento con arquitectura monumental de rasgos olmeca que se conoce para el estado de Guerrero. Gracias a las investigaciones arqueológicas en el sitio por Guadalupe Martínez Donjuan, Cristine Niederberger y Rosa María Reyna Robles se han determinado 5 etapas de ocupación en casi 800 años; de éstas, han sido fechadas por carbono 14 de la tercera etapa en adelante, la cual corresponde a los años 1400 a. C. al 900 a. C.; la cuarta etapa abarca del 900 a. C. al 800 a. C.; y la quinta etapa se extiende del año 800 a. C. hasta el 600 a. C. Además existe la posibilidad de que el sitio haya sido reocupado durante el Epiclàásico.

àaasico. Se  ha establecido que este lugar ocupó un trascendente papel en el acopio, manufactura y redistribución de productos suntuarios que procedian de las tierras costeras y tropicales de Guerrero, las cuales circulaban hacia la cuenca de México, destacando los trabajos en concha marina para manufacturar ornamentos.

Además, resalta el hecho de la relación de los monumentos y las esculturas con el transito solar a lo largo del año, marcando fenómenos astronómicos como el equinocció, lo cual se vincula a un desarrollado sistema de medición de tiempo y al establecimiento del ciclo agrícola.

Entre los elementos con rasgos olmecas destacan los jaguares del Juego de Pelota Ritual y la presencia de una  “cabeza olmeca” de pequeñas dimenciones, así como un canal de proporciones monumentales, con piedras de mas de 1 metro de alto.

 

Acceso: Para arribar al sitio es necesario tomar la Autopista No. 95 (México-Acapulco) y, posteriormente, tomar la desviación hacia el oriente que conduce a Paso Morelos. A partir de este poblado se debe continuar sobre la carretera que traslada, en dirección sur, a los poblados de Tuzantlán, Apanguito, Atenango del Río y Copalillo, consecutivamente. Al llegar a este último poblado es necesario tomar el camino de terracería que conduce a Tlalcozotitlán y transitar sobre éste aproximadamente 20 kilómetros hasta arribar al sitio. La zona arqueológica se identifica desde distancia, dado el gran techado de lámina que cubre la estructura denominada Patio Hundido.

 

Servicios disponibles en la zona: La zona posee recepción y estacionamiento.

 

Horario: Lunes a Domingo de 09:00 a 17:00 horas

 

Contacto:Centro INAH Guerrero 01 (747) 4 71 71 21 y 4 72 00 35

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Recomendaciones: Se recomienda llevar zapatos cómodos, sombrero o gorra y abundantes líquidos para realizar el recorrido.