Significado

Se desconoce el nombre prehispánico del lugar. La zona arqueológica  adquiere su nombre por el hecho que allí se realizaba la venta de maderas preciosas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, según la tradición oral.


Importancia Cultural

La importancia de esta zona arqueológica reside en su gran antigüedad (1200-400 a.C.); su arquitectura monumental de tierra; su traza arquitectónica planificada; su numeroso e impresionante acervo escultórico de piedra y sus considerables ofrendas de jade.

 

La Venta es considera una de las primeras ciudades del antiguo México. La región fue habitada desde al menos 5,000 a. C., cuando se cultivaba maíz y yuca domesticados.  Está rodeada por una extensa red de cuerpos de agua dulce y salada, con abundante  flora y fauna comestibles, al igual ricos suelos aluviales para la agricultura.

En esta región de la costa del Golfo de México, no se encuentran yacimientos de piedra.  Por ello, la arquitectura es de tierra.  La Venta presenta el primer trazo planificado de una ciudad prehispánica.  Los edificios están alineados en ejes norte-sur, formando avenidas y plazas tienen funciones cívico-ceremoniales, al igual que se han identificado zonas residenciales. Su basamento principal, con una altura de 30 metros, data hacia 400 a. C. y está asociado a seis lapidas labradas en bajorrelieve.  Al norte de éste, se construyeron las Ofrendas Masivas subterráneas, únicas en el México antiguo.

Los olmecas de La Venta importaron enormes moles de piedras de origen volcánico de Veracruz y Chiapas; también importaban otras piedras verdes de Oaxaca y Puebla.  Estas las labraban en esculturas, algunas de las cuales llegan a pesar hasta 35 toneladas.  El tema principal de la escultura olmeca es la figura humana y en segundo término las figuras compuestas que combinan rasgos humanos con aquellos de animales, creando imágenes fantásticas. En el recinto ceremonial de La Venta se encontraron numerosas ofrendas con objetos de jade, el cual fue importado de Guatemala.



Acceso

Desde Coatzacoalcos hacia Villahermosa, en el kilómetro 45 de la carretera No. 180, se encuentra la desviación a villa La Venta. La zona arqueológica se encuentra a 5 kilómetros al norte de ésta. De la misma manera, se puede tomar la autopista 180 desde Villahermosa, y la desviación se encuentra en el kilómetro 128. Villa La Venta se puede acceder por  transporte público (autobuses ADO y Línea Sur) desde Coatzacoalcos, Villahermosa y la ciudad de México.  La terminal está ubicada a 300 metros al sur de la zona arqueológica.



Servicios disponibles en la zona

Tres diferentes recorridos con señalización en la zona arqueológica; el más completo con una hora y media de duración. 

El museo de sitio cuenta con una sala introductoria y cinco salas de exhibición con más 200 artefactos originales, entre éstos esculturas monumentales, al igual que cerámica y piedra; además de dioramas, maquetas y un área con juegos didácticos para niños.

Cuenta con estacionamiento y baños públicos, al igual que venta de publicaciones y réplicas.



Horario

Lunes a domingo de 08:00 a 17:00 horas.
 

Costo de acceso

Entrada general: 50 pesos.


Contacto

Zona Arqueológica La Venta
01(923)232-0423
sisiyi_ruvalcaba@inah.gob.mx

Centro INAH Tabasco
01(993)352-1033 y 352-1022
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.



Recomendaciones

Traer consigo agua para tomar y repelente para mosquitos;  ropa ligera para el calor; protector solar;  sombrero o cachucha y zapato cerrado. Paraguas o impermeables en temporada de lluvia.
 

Sitio web o redes sociales: http://www.inah.gob.mx/paseos/laventa/