Conservación de Textiles de América del Norte

Huipil que presenta hialdo de pluma. Foto: Nahin Cortés, INAH.

 

 

 

***Andrés Triana, director de la escuela, señaló durante la inauguración, que el textil es uno de los patrimonios más nobles, al ubicarse en lo más profundo de la vida cotidiana

 

*** El encuentro cuenta con la participación de especialistas de Argentina, Bélgica, Chile, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Grecia, Inglaterra, Letonia y México

 

Textiles engalanados. Conservación de superficies manipuladas y decoradas es el tema del 11° Congreso Internacional de Conservación de Textiles de América del Norte (NATCC), que se lleva a cabo en la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), con la participación de expertos de Argentina, Bélgica, Chile, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Grecia, Inglaterra, Letonia y México.

 

Durante la ceremonia de apertura de las sesiones de trabajo, el arquitecto Andrés Triana, director de esta institución educativa, señaló que es la segunda ocasión que el congreso está en México, lo cual es muy significativo, porque cada año se avanza en la reflexión  y  el conocimiento de la conservación del que es, a su juicio, “uno de los patrimonios más nobles, el textil, al ubicarse en lo más profundo de la vida cotidiana.

 

“Los textiles son testigos y herramientas mediante las cuales podemos comprender mejor la lógica en la que se desarrollan las sociedades y las culturas, por eso celebró que la ENCRyM se encargue de la formación de profesionales de la conservación de este tipo de patrimonio, y que vuelva a ser la sede del congreso en el que se ofrecen talleres prácticos y durante los próximos dos días se impartirán ponencias que nutrirán el mundo de la conservación de textiles”.

 

A la inauguración del congreso, organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), acudieron  las restauradoras Rosa Lorena Román Torres y Lilian García Alonso, organizadoras del encuentro que concluirá el próximo 11 de noviembre.

 

El NATCC, por sus siglas en inglés, es un espacio de encuentro a nivel internacional, donde especialistas abordan las problemáticas de la conservación de los deshilados, bordados, teñidos y, en general, de todos los elementos que embellecen las telas.

 

En el marco del congreso, los asistentes podrán conocer la antigua técnica del hilado de pluma, prácticamente desaparecida, porque se dejó de producirse en el siglo XVIII. El maestro tejedor de origen oaxaqueño, Román Gutiérrez, la recuperó y compartirá sus conocimientos en el taller “Teñido con tintes naturales e hilado de pluma”, en colaboración con el conservador Héctor Meneses, director del Museo Textil de Oaxaca.

 

La técnica es sumamente compleja, relató Héctor Meneses, porque no es la pluma completa que se cose o se inserta en los tejidos como ocurre actualmente en Zinacantán, Chiapas, sino que se usa el plumón (la pluma más pequeña y flexible de los patos y gansos) y se va mezclando con algodón hasta obtener un hilo texturizado que se utiliza como trama al momento de tejer.

 

Apuntó que en ninguna otra tradición cultural de textil con pluma se ha encontrado algo similar, por eso se dice que pudo haber sido prehispánica, aunque no hay evidencia física, sólo existen piezas de los siglos XVI y XVII. 

 

Actualmente se preservan cinco piezas de hilado de pluma: un huipil completo que se encuentra en el Museo Nacional de Antropología; un fragmento de otro huipil que se localiza en el Museo Textil de Oaxaca; en el Museo de Bellas Artes de Toluca y en el Museo Nacional del Virreinato, en Estado de México, se resguardan dos mantos emplumados; en el Museo Prehistórico y Etnográfico Luigi Pigorini, en Roma, Italia, se haya una tilma; y en el Museo Nacional del Diseño Cooper-Hewitt, en Nueva York, permanece un textil, probablemente litúrgico, que tiene una cruz similar a la que usaban los dominicos.

 

La producción del hilado de pluma recobró su vitalidad en la ENCRyM, en 2006, y en 2015 el Museo Textil de Oaxaca montó una muestra con obras de artistas tradicionales de las comunidades y creadores contemporáneos, quienes retomaron la antigua técnica para realizar huipiles y piezas abstractas. El maestro Román Gutiérrez elaboró con hilo emplumado una recreación de una tilma de Nezahualpilli, rey de Texcoco, que aparece en el Códice Ixtlilxóchitl.

 

La restauradora Rosa Lorena Román Torres, organizadora del encuentro y profesora de la ENCRyM, sostuvo que el congreso es una oportunidad para dar a conocer técnicas ancestrales como la del hilado de pluma, pero también para aprender de nuevas herramientas como el uso experimental de láser sobre telas; también permitirá que los profesionales de la conservación en México se reúnan con sus pares del extranjero y se actualicen en distintas temáticas a través de talleres, ponencias, exhibición de carteles y una conferencia magistral.

 

Román Torres explicó que en el pasado la intervención de textiles estuvo olvidada y no se le daba la importancia que merece, pero a través del NATCC se ha empezado a revalorar y a entender como una disciplina importante dentro de la conservación del patrimonio cultural.

 

Los primeros tres días del congreso se imparten cuatro talleres sobre la conservación y estudio de textiles: Métodos de limpieza acuosa para textiles, impartido por Richard Wolbers, de la Universidad de Delaware, de Estados Unidos; Teñido con tintes naturales e hilado de pluma, a cargo de Román Gutiérrez, maestro tejedor, y Héctor Meneses, director del Museo Textil de Oaxaca; Encaje de bolillo, que ofrecerá Mary Torá, especialista en encajes; y Jabones naturales utilizados para la conservación de textiles, que dará Lilian García Alonso, codirectora del Laboratorio de Técnicas Tradicionales de la ENCRyM.

 

Este jueves 9 y viernes 10 de noviembre se presentarán 21 ponencias, entre las que destacan: Las prendas enconchadas de Mesoamérica prehispánica: una propuesta para su estudio y conservación, a cargo de María de Lourdes Gallardo, del Museo del Templo Mayor (MTM); Superficies relucientes. La conservación de celofán y materiales relacionados, impartida por Elizabeth-Anne Haldane, del Museo Victoria y Alberto, de Inglaterra, y Problemática de reintegración cromática en textiles. El ejemplo de un rebozo de Tenancingo, que dictara Diana Medellín, del MTM.

 

También se exhiben 12 carteles que sintetizan procedimientos de intervención de textiles, por ejemplo, “Puercoespín vs. alce: investigación y tratamiento de mocasines Seneca-Iroquois”, de Nicole Passeotti, del Museo Nacional Seneca-Iroquois, Estados Unidos; “Bordando tradiciones, guayacas de cuero y textil en la cultura gauchesca”, de Lucila Pesoa y Juliana Ullúa, del Museo Histórico Nacional de Argentina, y “Observaciones preliminares sobre el uso experimental de irradiaciones de láser en textiles”, de Emilia Cortés, del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, entre otros.

 

El congreso es organizado por el INAH, a través de la ENCRyM, el Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, la Fundación Harp Helú y el Museo Textil de Oaxaca.

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (2017_395.pdf)Descargar[Boletín 395]799 kB

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Teponaxtle