Portada del libro. Foto: Mauricio Marat, INAH.

 

*** Católicos, liberales y protestantes… fue presentado en la Dirección de Estudios Histórico del INAH

*** El volumen, autoría de la investigadora Gabriela Díaz Patiño, es editado por El Colegio de México

 

A mediados del siglo XIX, con las Leyes de Reforma expedidas por Benito Juárez,  se suscitó un fuerte debate entre católicos, liberales y protestantes en torno a los usos políticos de las imágenes religiosas; más allá del sentido religioso, para estos tres actores se trataba del proyecto de nación que cada uno buscaba establecer.


Esta controversia es analizada en el libro Católicos, liberales y protestantes. El debate por las imágenes religiosas en la formación de una cultura nacional (1848-1908), de Gabriela Díaz Patiño. Se trata de una interpretación sobre la formación de una cultura nacional, vista a través de la discusión generada por esta triada sobre los usos y funciones de las imágenes de devoción católica durante Reforma Liberal y su impacto en la Arquidiócesis de México.


Presentado en la Dirección de Estudios Histórico (DEH), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el volumen —a decir de su autora— surgió de la necesidad de entender la construcción de las sociabilidades en torno a una imagen devocional, para pasar del alcance emotivo entre los fieles y comprender el fenómeno devocional en su conjunto y a la sociedad decimonónica mexicana.


La académica de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), destacó que el propósito de su investigación es mostrar cómo afectó al Arzobispado de México la lucha ideológica, en la cual, la permisión del Estado mexicano de las ideas protestantes en la sociedad mexicana tenía como propósito reforzar el proyecto social, cultural y político de dicha reforma.


Las esferas política y religiosa, dijo, estaban imbricadas, aunque el factor detonante de esta controversia era la instauración de una propuesta de nación por parte de los grupos liberales. “También había una intención de modificar la conciencia de los mexicanos, en función de que se creía que había una inclinación muy fuerte en la razón de los ciudadanos hacia el catolicismo”.


El libro, editado por El Colegio de México, aborda, entre otros tópicos, cómo durante el Porfiriato la jerarquía católica decimonónica trata de exacerbar las manifestaciones religiosas en las calles, como las coronaciones de las vírgenes o las peregrinaciones, como medida de defensa frente a las políticas que se desarrollaban.


“Benito Juárez y Sebastián Lerdo de Tejada tenían una propuesta muy clara y tajante, y en el gobierno de Porfirio Díaz se fueron suavizando esas medidas; aunque no se lograron las modificaciones que se pretendían, sí hubo importantes transformaciones, al grado de que vemos una presencia grande de protestantes en el país”, refirió Gabriela Díaz Patiño.


Tania Hernández Vicencio, investigadora de la DEH y coordinadora del Seminario sobre las Derechas en México, destacó que el libro no sólo analiza el debate por las imágenes religiosas y la formación de la cultura nacional, sino también las distintas estrategias de lucha que desplegaron el Estado liberal y un actor poderoso como la Iglesia católica.


“Para la autora, uno de los objetivos es entender el efecto que la secularización decimonónica tuvo sobre la cultura católica y las respuestas, en el plano doctrinal y religioso, que dio la institución eclesiástica en México frente a la gran ola revolucionaria que se generó en el siglo XIX”.


En el libro se examinan las imágenes figurativas como instrumentos de apoyo para la evocación y la memoria, entendidas como la representación simbólica de los contenidos doctrinales, comentó Tania Hernández.


La investigación, añadió, muestra cómo los cambios políticos generaron transformaciones en la estética religiosa, en respuesta a la sensación de exclusión, y cómo, a través de las imágenes, se intentó detener el cambio social al que se apelaba desde la norma escrita.


Erika Pani Bano, doctora en Historia por El Colegio de México, resaltó el aporte del libro a la historiografía sobre la Iglesia, el catolicismo y las derechas en México, en un momento muy peculiar (segunda mitad del siglo XIX y principios del XX) en la historia de esta institución religiosa que fue promotora de devociones populares, como la aparición de vírgenes y la creación de imágenes que pueden tenerse en casa o adorarse en un altar, traer en la bolsa como estampas o en el cuello en forma de medalla o escapulario.


Católicos, liberales y protestantes… hace una aportación importante porque da cuenta de la historia de las ideas pero también de las emociones, de las esperanzas y de la fe, consideró.


Carlos Martínez García, del Centro de Estudios del Protestantismo en México y articulista del periódico La Jornada, comentó que los liberales y protestantes tenían un proyecto ideológico que también era religioso, y buscaban que al adoptarse tuvieran ciertos resultados sociales, además de reconfigurar el rostro religioso del país, incluso desde la perspectiva católica romana, que no permaneció impasible, sino que trató de responder a estos retos con el impulso o fortalecimiento de imágenes a las que se tendría que rendir devoción.

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (boletin_116.pdf)Boletín[Descargar]831 kB

Atención a medios de comunicación

 

  Arturo Méndez

 

Suli Kairos Huerta Figueroa
Directora de Medios de Comunicación

Foto del día

Zona Arqueológica de Bonampak