*** Con amplio aforo, se dio a conocer la Red Temática en Tecnologías Digitales para la Difusión del Patrimonio Cultural

*** Este proyecto surge ante la necesidad de encontrar nuevos canales de vinculación con los ciudadanos del siglo XXI

 

Con un aforo de casi un centenar de personas, se dio a conocer la Red Temática en Tecnologías Digitales para la Difusión del Patrimonio Cultural, iniciativa del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que busca integrar a investigadores, académicos, estudiantes y profesionales que desarrollan proyectos innovadores con el uso de nuevas tecnologías para la difusión y divulgación de los bienes culturales.

En su primera actividad académica realizada en el Museo Interactivo de Economía (MIDE), donde se presentaron los objetivos y las líneas de acción de la red, que cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Ernesto Miranda, director de Innovación Académica del INAH, comentó que este proyecto surge ante la necesidad de encontrar nuevos canales de vinculación con los ciudadanos del siglo XXI.

La red, integrada hasta el momento por más de 60 miembros, reúne a académicos, investigadores, estudiantes, profesionales del sector privado y de la sociedad civil que han aprovechado exitosamente la tecnología para promover el patrimonio cultural, detalló.

Añadió que se pretende ampliar la red al máximo para que haya mayor interacción entre los talentos mexicanos que participan, así como identificar y proponer soluciones a la problemática que enfrentan museos, zonas arqueológicas e instituciones académicas respecto al uso de herramientas digitales.

Los compromisos de los miembros de la red son: participar en actividades de investigación y convocatorias organizadas para este tipo de discusiones; proponer temas, ponentes y actividades de vinculación profesional; identificar posibles miembros para postularlos ante los consejos Técnico y Académico a fin de tener un diálogo fructífero y construir mejores herramientas de análisis y reflexión. Así, el año próximo se pretende transitar a una fase de experimentación y aplicar recursos en proyectos específicos.

“Es imprescindible apoyar la investigación para crear propuestas innovadoras que lleven a experimentar con la tecnología; el propósito es resignificar el patrimonio y su difusión, así como formar capital humano capaz de crear soluciones interdisciplinarias y generar el conocimiento práctico entre los estudiantes”.

La segunda actividad de la red será el taller “Tendencias, tipos de publicaciones y dispositivos para publicaciones digitales”, que se impartirá el viernes 26 de junio a las 11:00 horas en el Museo Regional Michoacano.

Manuel Gándara, investigador y académico de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), del INAH, se refirió a la diferencia entre difundir y divulgar, toda vez que existen dos formas de comunicación: una se hace entre académicos y otra hacia el gran público.

“No es lo mismo difundir para un público especializado, familiarizado con el léxico, los términos técnicos y los antecedentes del tema expuesto, que para el gran público que no conoce la terminología ni tiene el contexto de lo que se le presenta. En consecuencia, si lo que proponemos resulta irrelevante para su vida, inmediatamente pierde interés”.

Coordinador de una investigación en la ENCRyM sobre nuevas estrategias y tecnologías para la divulgación del patrimonio arqueológico, Manuel Gándara señaló que desde la red será necesario diferenciar y elegir estrategias adecuadas para la difusión y la divulgación, sobre todo si se considera que hay más de 20 millones de personas que visitan al año los sitios arqueológicos y museos bajo custodia del INAH.

En este rubro de la divulgación, propuso ofrecer apoyos digitales a las visitas reales con tecnologías como realidad aumentada, guías interactivas, visitas virtuales y publicaciones a través de múltiples medios, como las aplicaciones, las redes sociales, etc.

El proyecto de la Mediateca del INAH, del que es asesor, presentará todo lo que el INAH produce, custodia y posee en una plataforma digital, dijo. “La red temática es una excelente oportunidad para hacer investigaciones y dialogar con especialistas de otros lugares a fin de generar buenas prácticas tanto en difusión como en divulgación”.

Diego Jiménez Badillo, arqueólogo del INAH y responsable técnico de la red, comentó que se requiere la colaboración de diversos especialistas, entre técnicos, teóricos del conocimiento, académicos, compañías que generan los productos que se necesitan para la aplicación de nuevas tecnologías y un acercamiento mayor con el sector gubernamental, en tanto que el Plan Nacional de Desarrollo establece que la innovación tecnológica es una de las prioridades.

Especialista en producción de modelos digitales de artefactos y sitios arqueológicos en 3D, Jiménez Badillo señaló que las tecnologías digitales son una herramienta útil para mejorar y crear nuevas clases de contenidos, desarrollar formas más eficientes para diseminarlos y generar nuevas audiencias. Al señalar que la primera reunión fue una convocatoria para todos los profesionales que quieran unirse, destacó la importancia de que participen estudiantes que se beneficien de las experiencias de la red y puedan colaborar activamente produciendo investigaciones.

Para conocer los requisitos de inscripción en estas actividades académicas, los interesados podrán consultar la página www.redtdpc.inah.gob.mx, que estará disponible hacia finales de junio.

 

Archivos adjuntos:
Descargar este archivo (2015_159.pdf)Descargar[Boletín]197 kB